Cómo organizar nuestro tiempo (III) – Lo urgente y lo importante 

Hablemos de administración electrónica, eso que para algunos entra en vigor en 2020 (y que hasta entonces está prácticamente prohibido), y que para otros seguramente sí hay que implantar pero no tenemos tiempo porque estamos muy ocupados. Bien, centrémonos en estos últimos que son los que podemos salvar porque los primeros son cadáveres profesionales que, como no vean pronto la luz y se salven ellos solos dando un giro de 180º, se les va a hacer muy largo el tiempo que les quede hasta la jubilación. Sigue leyendo

Reflexiones en torno al #CongresoNovagob2018

Después de Valores del DEPORTE directamente aplicables a nuestro desempeño profesional, esta es la segunda de tres entradas dedicada al #CongresoNovagob2018. Creo que el #Saltapalabra merece una para él solo, ya que, aunque ha sido extrañamente obviado en las crónicas oficiales del Congreso, tengo que decir que es mucho más difícil (pero probablemente más efectivo) transmitir un mensaje de calado haciendo reír que a través de la conferencia magistral al uso. Pero por algún motivo se sigue respetando menos. Este era un Congreso de innovación y nadie podrá decir que Magda Lorente y yo no hemos arriesgado siendo innovadores. ¿De eso se trataba, no? Pero antes de esa tercera entrada hoy compartimos nuestras reflexiones en torno al que ha sido, pese a todo, un gran Congreso. Sigue leyendo

Valores del DEPORTE directamente aplicables a nuestro desempeño profesional #CongresoNovagob2018

Recién finalizado el Congreso Novagob, una edición en la que hemos compartido mucho pasándolo estupendamente. Estamos en pleno proceso de elaboración de algunas conclusiones pero ya podemos adelantar una entrada. La primera de tres. A continuación comparto mi parte de la charla taller “Mindfulnes y deporte para la (auto)gestión de los empleados públicos”, que impartimos ayer mismo Ani Valenzuela y un servidor. Sigue leyendo

Mi experiencia como usuario de una Administración (no) electrónica

Voy a contarles una pequeña experiencia como usuario (los empleados públicos también somos ciudadanos) de una Administración en este caso NO electrónica, o al menos no del todo. El caso es que tenía que volver a empadronarme en Valencia, porque como muchos de ustedes saben estuve algo más de un año empadronado en Ibiza mientras realizaba una comisión de servicios en el Consell Insular consistente en encarrilar la institución precisamente hacia la Administración electrónica (ver, por si a alguien le interesa, nuestra Memoria de gestión (y memoria) de mi etapa en el Consell Insular d’Eivissa).

Sigue leyendo

Cómo organizar nuestro tiempo (II) – Reuniones

Otro de los agujeros negros que absorben sin piedad nuestro valioso tiempo son las inútiles reuniones. Entiéndase. No afirmamos que las reuniones, per se, sean inútiles, ni mucho menos. Podemos y debemos reunirnos para tratar cara a cara algunos asuntos. Pero cuándo hacerlo, cómo hacerlo o cuánto duran, eso es harina de otro costal. Si acertamos en estas y otras cuestiones, ganaremos mucho tiempo o, al menos, dejaremos de perderlo. Sigue leyendo

¿Qué responsabilidad tienen una Administración y sus empleados “por no ser electrónicos”?

¿Qué responsabilidad tienen una Administración y sus empleados por no aplicar debidamente la Ley de procedimiento (lo cual prácticamente equivale a decir “por no tramitar de forma electrónica”)? Mucha, y no creo que ni el más ingenuo piense que alguien que se sienta agraviado por una mala tramitación administrativa vaya a esperar a 2020 para defender sus intereses. Dejaremos a un lado, para no asustar más de la cuenta, el resto de alusiones legales a las distintas responsabilidades en las que puede incurrir una entidad pública, sus autoridades y empleados públicos, centrándonos exclusivamente en los distintos preceptos de la Ley de procedimiento que regulan la cuestión. A saber: Sigue leyendo

Comunicación a EELL sobre carga de datos en INES

Por la presente damos una mayor difusión al aviso del Centro Criptológico Nacional (CCN), circulado para las EELL a través de la FEMP, en el que se solicita la carga de datos de este año relativos a la Seguridad de sus sistemas informáticos en la herramienta INES diseñada por aquel organismo al efecto. Ojo que tenemos hasta el 15 de febrero de 2019. Sigue leyendo