Reflexiones en torno al #CongresoNovagob2018

Después de Valores del DEPORTE directamente aplicables a nuestro desempeño profesional, esta es la segunda de tres entradas dedicada al #CongresoNovagob2018. Creo que el #Saltapalabra merece una para él solo, ya que, aunque ha sido extrañamente obviado en las crónicas oficiales del Congreso, tengo que decir que es mucho más difícil (pero probablemente más efectivo) transmitir un mensaje de calado haciendo reír que a través de la conferencia magistral al uso. Pero por algún motivo se sigue respetando menos. Este era un Congreso de innovación y nadie podrá decir que Magda Lorente y yo no hemos arriesgado siendo innovadores. ¿De eso se trataba, no? Pero antes de esa tercera entrada hoy compartimos nuestras reflexiones en torno al que ha sido, pese a todo, un gran Congreso.

Por nuestra parte llegamos con la debida antelación, expresando nuestros buenos deseos para el Congreso (y sus asistentes) nada más aterrizar:

El primer día, después de los oportunos saludos institucionales, empezó fuerte con los Desafíos de 10 minutos y la mesa sobre Administración electrónica, en la que yo mismo participaba junto a Pilar Batet y Fernando de Pablo (moderados por Isaac Martín). La pena es que esta mesa fue mucho más corta de lo programado, obviamente porque la inauguración, con tantas flores cruzadas, se pasó de su tiempo y ya íbamos contrarreloj. Lo que no me agrada, y ya saben que soy muy sincero, es esa actitud de “inauguro y me voy”. El día que un alto cargo del Estado, de “los que inauguran”, se quede de asistente a todo el Congreso, ese día podremos decir que algo de verdad ha cambiado en la Administración, y que la innovación ya está incrustada en las (altas) esferas donde se toman las grandes decisiones. Fue precisamente uno de esos altos cargos el que proclamó que la Ley de procedimiento se había prorrogado hasta 2020, y luego suponemos que se fue tan pancho a inaugurar otra cosa. Y es que este fue precisamente el debate principal de la breve mesa moderada perfectamente por Isaac: el que gira en torno al tema, ya cansino la verdad, de los plazos. Fernando de Pablo, a quien de verdad aprecio y considero un gran profesional, defendió la oportunidad de la prórroga de la ya famosa Disposición Final 7ª. Pero ese no es el problema. El problema, como dije, es que a que pese que se ha lanzado un mensaje se ha recibido otro, ya que aunque se han demorado únicamente determinados aspectos de una ley ya en vigor desde octubre de 2016, se ha ofrecido un clavo ardiendo para interpretar que la ley de procedimiento, o incluso “la administración electrónica”, efectivamente, no entran en vigor hasta 2020. Y hay interpretaciones peores:

  • La administración electrónica está prohibida hasta 2020.
  • Aquí se incumple (una vez más) y no pasa nada:

  • La ley de procedimiento y la de contratos quedan demoradas en cuanto a sus aspectos electrónicos, hasta 2020 (en cuanto a la Ley de contratos Pilar Batet dejó clarísimo, por cierto, que está absolutamente en vigor, y que por tanto la licitación es electrónica).
  • Una de las cosas que entra en vigor en 2020 es el registro electrónico, por lo que esa misma prórroga prorroga todo lo demás, o al menos la mayoría de imposiciones electrónicas, como la obligación de las personas jurídicas de relacionarse con la Administración por medios electrónicos.
631AC75E-EA3A-48ED-8FD2-10D06BB7E0FC
“La Ley de procedimiento ya está en vigor, que quede claro. Y la administración electrónica está absolutamente en vigor desde hace años. Ahora lo repito: ya está en vigor.”

Bien. Está claro que estas interpretaciones torticeras de la prórroga no formaban parte de la estrategia del Estado, pero las veíamos venir. En cuanto a otras estrategias, las de los esforzados promotores del cambio que, sobre todo en pequeñas administraciones, impulsan los proyectos contra viento y marea llevándose por cierto continuos palos, quedan destrozadas por esta noticia, pues su argumento principal para convencer a los resistentes era que esto es una obligación legal inmediata, y que había que implantar el procedimiento electrónico sí o sí. Ahora estos impulsores quedan desautorizados. Aún estarán de resaca los que hicieron una fiesta cuando el pasado 31 de agosto (esa es otra) se demoró lo último demorable. ¿Pero saben qué? La Ley de procedimiento, y sobre todo la Administración electrónica, ya están en vigor desde hace años. Y ese fue nuestro mensaje. Pese a todo, y como no puede ser de otra manera, seguiremos colaborando con el Estado para que este nuevo plazo, el de 2020, sea por fin el bueno.

De los Excelencia 2018 poco voy a decir, intencionadamente, salvo la referencia obligada y más que gustosa a mis maravillosas compañeras (y compañeros, esta vez en segundo lugar, porque son muchas más chicas), de La CLAU Alzira, premio «Excelencia 2018 a la gestión eficiente y proactiva con la ciudadanía», recibido por nuestro proyecto «La Clau Alzira: Humanizando trámites». Una vez más ¡felicidades! Sois un ejemplo de calidad humana y profesional. Por supuesto desde aquí felicitamos también al resto de personas premiadas.

Del segundo día destacaremos algunas sesiones de la tarde, empezando por la de , la iniciativa liderada por Conchi Campos (gracias por la emotiva mención, amiga), que tiene un gran potencial pero a la cual le falta, a mi modesto modo de ver, acabar de perfilarse. Y tras nuestro taller de Mindfulness, otra aportación pensamos que innovadora, asistimos a la sesión vs , dos de nuestras iniciativas preferidas, no lo vamos a negar, porque pensamos que aportan muchísimo valor público, y que fueron explicadas por sus responsables. La sesión estuvo aderezada por la proyección de alguno de los fantásticos cortometrajes de los compañeros de Mollet, como “Anatomía del cambio“, y del vídeo explicativo de  (ver aquí). A modo de anécdota: yo me situé en una parada de autobús para explicar lo que es una parada de (aunque no se aprecie bien en la imagen).

Del último día, además del consabido #Saltapalabra, cabe por supuesto destacar la atinada conferencia principal del docto Francisco Longo:

Vamos acabando. Todo lo dicho anteriormente queda mejorado por la parte humana del Congreso, esas relaciones que por una vez son presenciales y el buenrrollismo existente entre (casi) todos los participantes. En definitiva, y como adelantábamos, este ha sido un gran Congreso, en el que se han cumplido, en buena parte, las expectativas que depositamos en la entrada “10 razones por las que no te puedes perder el Congreso #novagob2018“.

Y por último ¿Qué esperar para el #CongresoNovagob2019? Pues no pudo ser más oportuna la propuesta “en caliente” de Gerardo Bustos de intentar conseguir entre todos un Congreso 2019 con “papel cero”, al objeto de que coincidan, por fin, fondo y forma. Un Congreso que además lanzaría al mundo un mensaje inequívoco de coherencia, un hecho tangible (o más bien intangible) frente a tanta palabrería. Toda una declaración de intenciones sin duda. A raíz del tuit de Gerardo se generó un interesante debate de propuestas, que por supuesto continuará en la comunidad de Novagob, pero que podrían condensarse en estas:

Poco más que añadir y que no aparezca en otras crónicas y notas de prensa, algunas demasiado políticamente correctas para mi estilo. Por eso esta crónica es diferente. Bueno, cada uno es como es. Eso enriquece el debate. ¡Nos vemos en #CongresoNovagob2019!

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

© Todos los derechos reservados. Nosoloaytos. Web oficial de Víctor Almonacid Lamelas 2018. Aviso legal.
Anuncios

2 respuestas a “Reflexiones en torno al #CongresoNovagob2018

  1. Hola Víctor, gracias por esta crónica personal y “altenativa”, que sin duda enriquece las que podríamos llamar oficiales y en las que he tratado de mostrar de forma condensada los conceptos generales que definían cada jornada. Te puedes imaginar que es difícil recoger en una nota de prensa, con limitación de espacio, la gran cantidad de contenidos tratados en un programa tan extenso (cerca de 100 personas ponentes y varias decenas de mesas de debate) como el de este Congreso NovaGob. Es por ello que en Twitter, como sabes, sí que hemos prestado atención a cada detalle, a cada protagonista, a cada sesión, teniendo además una repercusión muy amplia (entre 4.000 y 5.000 tuits referidos a congreso novagob 2018). Ha sido una tarea ardua, en la que hemos puesto toda nuestra profesionalidad y cariño (seguro que con algún error, del que aprenderemos). Dicho esto, solo me queda darte las gracias Víctor por contribuir desde tu esfuerzo y saber hacer en muchas facetas de este Congreso (incluida la comunicación, con varios post en tu blog, por ejemplo) que has ayudado a hacer grande desde siempre. Un fuerte abrazo.

    • Por supuesto Encarna. Además me vas a permitir que aproveche tu mensaje para felicitaros a las personas de la organización (una omisión en la entrada que tengo la oportunidad de enmendar), quienes trabajáis durante todo un año para hacer posible que todo esto ocurra durante tres días. Sois muy grandes y sabes que os tengo mucho cariño. Como bien apuntas, yo aquí digo lo que no se dice en ningún otro sitio. Nos complementamos. Entiendo muy bien la parte institucional (llevo muchos años en la Administración) y sé muy bien lo que es una crónica oficial, una “oficialista”, y una personal. Esta es la mía, una más, sin pretensiones (pero muy sincera). Otro abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s