Que haya paz de una vez

“Cuando los ricos hacen la guerra, son los pobres los que mueren”  Jean-Paul Sartre

Por favor, que haya paz de una vez. Si el ser humano no aprende a convivir consigo mismo desaparecerá como especie mucho antes de lo previsto. Esto podría ocurrir si no superamos el odio, la manipulación y la anteposición de los intereses económicos sobre los derechos humanos. A cambio, pedimos mayores dosis de humanidad, inteligencia, solidaridad… En especial pedimos solidaridad, “conciencia colectiva como especie”, a los países más ricos, que en este momento no solo no son solidarios con el resto de naciones, sino ni siquiera con los barrios, los sectores y las personas más pobres del propio territorio, por lo que dudosamente pueden sacar pecho.

Sigue leyendo

Las competencias de los Ayuntamientos en materia de urbanismo y medio ambiente

A la visa de la aprobación de nuevas leyes autonómicas en materia de urbanismo y medio ambiente, como es el caso de la Ley 5/2014, de 25 de julio, de la Generalitat, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, y la Ley 6/2014, de 25 de julio, de la Generalitat, de Prevención, Calidad y Control Ambiental de Actividades en la Comunitat Valenciana, las primeras aprobadas bajo la vigencia de la LRSAL, cabe analizar cómo quedan reguladas las compentencias municipales en estas materias a la vista de la legislación básica (LBRL y LRSAL) y sectorial vigente.

Sigue leyendo

Los 90: la gestación del desastre…

Una Sentencia del Constitucional (97) y malas leyes urbanísticas como la valenciana (94); una mala ley de contratos (95); una mala ley del suelo estatal (98); y una mala reforma del régimen local (99) constituyeron el caldo de cultivo para que la crisis y la corrupción asolaran a los Ayuntamientos en el cambio de siglo. Solamente ahora, 15 años después, comenzamos a dar la vuelta a la situación.   Sigue leyendo

Ganan las cucarachas (4-1)

A pesar de la referencia del título, no hablaremos de políticos corruptos… Sino que, haciendo honor al “nosolo” de “nosoloaytos” abordaremos un enfoque más bien de “ciencias naturales”, biológico-evolutivo y demográfico, siempre bajo la batuta del maestro Darwin. El origen de la entrada procede de este calor, ya que con el mismo vemos pulular al desagradable ortóptero -por cierto, no más desagradable, sobre el papel, que las simpáticas “mariquitas” las cuales no obstante tienen mucha mejor fama-. No resulta muy estético, desde luego, pero es una máquina casi perfecta de la naturaleza. El caso es que, no nos engañemos, en un partido de fútbol en el que la copa fuera la esperanza de supervivencia a largo plazo, las cucarachas nos ganarían por un cómodo 4-1.

Sigue leyendo