Menores controles para los contratos menores ¿Cómo queda la cuestión?

Ante todo indicar que la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019 se encuentra en fase de proyecto (aquí su texto consultable), y que aún debe recorrer un trecho para ser aprobada por el Congreso. Alguien podría preguntarse por qué analizamos entonces uno de sus preceptos non natos, pero igualmente les podría responder que pensamos que es en esta fase de elaboración de las normas cuando más hay que discutirlas, incluso si finalmente se ignoran o ni siquiera llegan las enmiendas, aunque lo que estamos viendo últimamente es que la tendencia es más bien esperar a que estén publicadas en el BOE y entonces desobedecerlas sistemáticamente hasta que las modifican o como mínimo las demoran.

Sigue leyendo

Anuncios

Matizando el lenguaje coloquial… ¿Qué conductas son realmente delitos?

Habrán escuchado decir (o leído en los medios, pseudomedios y RRSS) que Fulanito es un sinvergüenza o Menganita una corrupta. Ustedes mismos habrán dicho alguna vez que Manolito es un ladrón o Agapita una enchufada. O quizá hayan participado en un animado debate de bar en el que se decía de Andresito que había falsificado el currículum o de Anita que ha plagiado, sin duda, su tesis doctoral. Bien. La mayoría de estas conductas, incluso resultando probadas, no son delito. Según el artículo 10 de la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal (modificada en “materia de corrupción” por la L.O. 1/2015, de 30 de marzo): “Son delitos las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley. Tipicidad se llama esto. En la presente entrada vamos a intentar arrojar luz sobre 10 coloquialismos muy manidos, aclarando si son delito o no y en qué condiciones lo son, no vaya a ser que a base de repetir 1000 veces una barbaridad se convierta en cierta para la mayoría (no sería la primera vez). Sigue leyendo

A vueltas con los Másteres

Cuando a un servidor le invitan a participar en algún curso o evento, me suelen preguntar cómo debo aparecer en el programa. “El cargo principal” suelo decir, porque creo que es lo que corresponde, si bien a veces se explayan y, consultando mi currículum (el cual es público), en ocasiones añaden:

  • Máster en Planificación estratégica, innovación y conocimiento en la Administración pública, 2003. INAP.
  • Máster en Nuevas Tecnologías aplicadas a la Administración Pública, 2006. Universidad de Valencia. ADEIT, Fundación Universidad Empresa.

Por supuestísimo son estudios que he cursado (nunca he entendido bien a quienes mienten en estas cosas), pero les tengo que decir que en mi vida profesional me han servido para bastante poco. Perdón. Ya saben que soy políticamente incorrecto.

Sigue leyendo

No ha muerto el (contrato) menor, pero sí el negociado

Mucho hemos hablado en los últimos días del contrato menor, y lo que te rondaré Junta Consultiva. Al final, lo que son las cosas, se salva o lo han salvado de penalty en el último minuto. El contrato menor vivirá (a pesar de que en este vídeo lo arrojamos por un barranco). Cierto es que en realidad vive porque la Ley no lo hace desaparecer, pero se podía haber quedado en una figura testimonial y finalmente no ha sido así. España es un país de grandes lobbies, de cabildeos (y no hablo de Canarias).

En cuanto al negociado, a pesar del titular de la presente entrada obviamente tampoco desaparece, pero en nuestra opinión este procedimiento queda o podría quedar tan tocado que quizá sí llegue a la práctica desaparición, eso sí con el tiempo (que las costumbres administrativas se agarran a los clavos ardiendo), por perder seguramente su razón de ser. Me explico.

Sigue leyendo

“Sigan sigan…”: a vueltas con los Informes de la Junta Consultiva en materia de contratos menores

Empezamos por el fútbol, quizá para llamar su atención. Vaya por delante que siempre he pensado que no es tarea fácil la de arbitrar un partido, pero qué rabia que da, verdad, cuando el árbitro se equivoca, porque es humano, en contra de tu equipo. Por otra parte se suelen catalogar los colegiados (se llaman así porque también hay un colegio de árbitros, como el de Abogados o el de Médicos), en dos tipos: los estrictos, “de pito fácil”, que no dejan pasar ni una y cosen a tarjetas a los jugadores, y los permisivos, que tienen que ven una patada en la cabeza para pitar falta. Ante otro tipo de contacto suelen hacer un gesto que significa “sigan sigan”… Sigue leyendo

Los 10 mandamientos de los empleados públicos

“Un estado es gobernado mejor por una buena persona que por una buena ley” (Aristóteles)

Esta no es una entrada de religión, pero sí de filosofía, que es su prima no fanática. Ante todo, aplaudimos todos los códigos éticos, de buen gobierno y demás que proliferan últimamente (valga este ejemplo; y este). También encontramos principios de conducta tanto en la Ley de transparencia como en el Estatuto del Empleado Público. Pero ¿qué tal un código extremadamente sencillo? Algo realmente fácil de recordar… Sigue leyendo