Bud Spencer: modelo de actitud ante el trabajo… Y la vida

A pesar de la imagen que se desprendía de sus personajes (rudos y poco reflexivos, en contraposición al astuto Terence Hill), Bud Spencer era una de las personas más inteligentes, sobre todo en lo emocional, que han vivido en los últimos años. En un blog en el que hablamos en muchas ocasiones sobre empleo público/recursos humanos (valores, liderazgo), en unas cuantas de deporte, y en alguna incluso de cine, no podía faltar una entrada homenaje al ya fallecido Spencer (Carlo Pedersoli en realidad), un ejemplo de versatilidad profesional y vital.

Alguien puede estar pensando… ¿De verdad? ¿Bud Spencer como modelo de modus vivendi? Si no saben nada acerca de la persona (más allá del personaje), estoy seguro de que les va a sorprender mucho lo que viene a continuación: Sigue leyendo

Acrónimo para la gestión del cambio en las organizaciones públicas

Después de “Especial opositores: acrónimo para aprender la L.E.Y.D.E.P.R.O.C.E.D.I.M.I.E.N.T.O. en 18 minutos” y “Acrónimo para aprender la L.E.Y.D.E.T.R.A.N.S.P.A.R.E.N.C.I.A. en 18 minutos” llega este nuevo acrónimo (quizá acróstico) que contiene las reglas a tener en cuenta para gestionar esa parte práctica, estratégica, ejecutiva, organizativa, funcional y “de recursos humanos” que precisa una correcta implantación de la administración electrónica. La presente entrada no pretende ser dogma de fe, pero sí una herramienta útil (como siempre) que posibilite el tan necesario cambio. Desarrollemos pues las iniciales G.E.S.T.I.O.N.D.E.L.C.A.M.B.I.O. Sigue leyendo

Modelos (reales) de liderazgo en entidades públicas

Creo que se equivocan, y lo digo con ánimo absolutamente constructivo (y en algunos casos con mucho cariño), los compañer@s que siguen teorizando, de una manera repetitiva y exclusivamente doctrinal, sobre administración electrónica y procedimiento electrónico. La administración electrónica no hay que “hablarla” tanto, hay que implantarla. No es teoría, es práctica pura y en ocasiones dura. Y lo decimos desde el total respeto hacia las muchas conferencias y publicaciones, algunas de ellas (por desgracia las menos) muy buenas y de carácter muy práctico. Pero vaya por delante que no vemos con agrado que la administración electrónica se convierta en una cuestión meramente académica simplemente por el hecho de que en 2015 se aprobara una nueva ley de procedimiento. Personalmente jamás explicaríamos algo sobre lo que antes no hubiéramos trabajado. Sigue leyendo