Archivos Mensuales: noviembre 2012

Conclusiones del Congreso COSITAL de Cádiz 2012

Ya ha finalizado el #congresocosital2012 (web oficial). Varias conclusiones, muchas sensaciones. Pero como lo complejo en el fondo es sencillo, voy a reconducirlo todo a un simple “a-e-i-o-u”:

  • ÁNIMO. Como recordaba el representante de CCOO, parece que todos nuestros comentarios ya comienzan por la frase “con la que está cayendo…”. Pero es en este contexto, por lo complicado, cuando tenemos más sentido, si es que alguien todavía se atreve a discutir nuestra continuidad. Como dijo el Presidente de FEDECA somos una navaja suiza, de esas multiusos, extremadamente prácticas y bastante “baratas” (esto último lo añado yo). Ánimo para seguir, que a pesar de “la que está cayendo” estamos ante un momento clave que seguramente representa una oportunidad para la profesión como luego comentaré.
  • EFICRACIA. El otro día se me ocurrió la palabrita dentro de un razonamiento más amplio que ahora viene muy a cuento: “Los Directivos públicos “técnicos” no es que seamos Iron Man o Mr. Fantástico, pero sí sabemos bastante bien de qué va esto, y, con todos los respetos, sabemos bastante más que quien no sabe nada. La corrupción es un gran problema, pero la inaptitud (o ineptitud, que por una letra no vamos a discutir) no se queda atrás. Para gestionar “lo público” ya no basta con ser un bon xic que decimos en Valencia, o ponerle buena voluntad. Hace 10 años la gente se conformaba con que el político no robase, o incluso que “robase poco”. Ahora ya no hay pastel que repartir. Ahora, además, habrá que estar preparado. Los colectivos COSITAL y UDITE lo estamos. Reivindicamos legitimación para tomar las riendas de forma compartida con los a su vez legitimados por la democracia. “Compartida” pero un peldaño por debajo, para que los seducidos por el poder no se pongan a la defensiva, o simplemente, para los puristas, para que aquélla democracia no sea sustituida por una fría tecnocracia, cosa que tampoco queremos”. El viernes dijo el Presidente Eulalio que “no queremos mandar ni ser más que los alcaldes“. En efecto, no queremos mandar, pero sí ser una pieza relevante del sistema. Después de todo, esa es la esencia de la EFICRACIA: legitimación democrática y apoyo técnico objetivo, legal y eficiente.

    Con mi querido amigo Fernando Castro

  • INDEPENDENCIA. Por si aún cabe alguna duda de que estamos en un momento crucial, se añade el dato de que nos hallamos en pleno proceso legislativo de reforma del régimen local y del régimen jurídico de la profesión. Somos municipalistas, así que iremos de la mano de la FEMP para la defensa de la autonomía local. Queremos y podemos ayudar, pero nuestras nuevas (o no tan nuevas) funciones directivas, planificadoras, gerenciales no obstan, más bien al contrario, el ejercicio de las clásicas funciones reservadas, esas tan impopulares, pero extremadamente necesarias, de control de la legalidad y del gasto público. Para esas necesitamos que dicha reforma legal garantice, e incluso “blinde” nuestra imparcialidad e independencia. Todo lo que suponga seguir dependiendo de las CCAA y no del Estado sería un gran fracaso, para nosotros y para el sistema.
  • OPORTUNIDAD. Una crisis es una oportunidad, eso dijo Einstein y lo comparto. Pero para que la oportunidad se concrete en algo positivo hay que adoptar un rol activo. Alguien dijo acertadamente ayer, parafraseando a Kennedy: “no penséis qué puede hacer el Colegio por mí, sino cada uno de vosotros por el Colegio”. Y para “hacer”, no hace falta formar parte de la Comisión ejecutiva, aunque aprovecho para decir que nosotros nos estamos moviendo mucho, ciertamente como no puede ser de otra manera en este momento. Pero esto es así, que conste. Soy Secretario, doy fe. No hay que pensar en “hacer oposición” o fomentar cualquier otro debate poco constructivo, porque, repito, no hace falta formar parte de la Comisión ejecutiva. Hay teléfonos, reuniones, correos electrónicos y redes sociales. Se admiten críticas, pero solo las constructivas, y sobre todo se admiten propuestas (“si quieres ir rápido, camina solo. Si quieres ir lejos, camina acompañado“). Sumemos. Yo me comprometo a escuchar a todo el mundo. Personalmente me dirigí ayer a varios compañeros y compañeras, incluidos los de la promoción de 2011

    Acto central del Congreso: la Asamblea (mesa presidencial)

    (¡bienvenidos!).

  • UDITE. Como es sabido COSITAL es una de las organizaciones que componen UDITE, cuyo congreso también se ha celebrado en Cádiz en las mismas fechas. Servidor entra oficialmente como miembro de derecho en UDITE el mismo día que la Presidencia de la organización internacional recala en España, es decir en Eulalio, momento ideal para plantear a nivel europeo cuestiones tan interesantes y necesarias como el intercambio de experiencias y buenas prácticas; el estudio del derecho comparado, y del municipalismo europeo, incluidas las fórmulas de gestión de los servicios públicos y la financiación local; la colaboración público privada; el papel de los directivos públicos locales… Y si estamos integrados en UDITE (#UDITEcongress), deberíamos integrarnos en FEDECA, ya que sin duda somos (o deberíamos ser) funcionarios de los Cuerpos Superiores de la Administración. Por otra parte, la “u” también es de UNIDAD. Hay que ser honesto y reconocer que no todo ha sido bueno en este Congreso. En mi opinión, y hablo por mí, se ha evidenciado claramente (sobre todo en la Asamblea) la necesidad de unirnos más… y también de modernizarnos. A este doble objetivo puede y debe contribuir el proyecto COSITAL Network. Las reuniones profesionales y personales son imprescindibles (lo pasamos muy bien en la cena), pero deben completarse con los foros de compañeros, foros técnicos e incluso psicológicos, que le van a dar homogeneidad, coherencia y uniformidad profesional y, por qué no, personal, a los SITAL.

    Intervención de Javier Biosca en la Asamblea.

En resumen. Hemos hecho mucho, pero aún queda mucho más por hacer. En ello estamos.

MÁS INFORMACIÓN: FISCALIZACIÓN LOCAL (@Fiscalizalocal)

Crónica de Fernando Castro Abella

P.D.: COSITAL ha entregado su premio en este Congreso a María Josefa Domínguez Clemares, la primera mujer Interventora de la historia de España (¡anteriormente se exigía “la condición de varón” para ser Secretario o Interventor!). Merecidísimo homenaje a Pepa en el 200 aniversario de “la Pepa”. Valiente mujer adelantada a su tiempo, gran Interventora, madre y abuela ya de 10 nietos. Admirable.

¡Feliz cumpleaños EC!

El Consultor de los Ayuntamientos, publicación periódica de más antigüedad de cuantas se publican en España, cumple 160 años.

Como no puede ser de otra manera habida cuenta de mi estrecha relación con la empresa (tanto con la revista, como con la editorial, como con la base de datos), me sumo a las felicitaciones por tan feliz aniversario en este año tan especial en el que también se cumplen 200 años desde la Constitución de Cádiz y la consiguiente creación de la figura del Secretario municipal (por cierto, el lunes daré cuenta de cuanto ocurra este importante fin de semana en Cádiz, en el que como todos saben se celebran conjuntamente los Congresos de COSITAL y UDITE).

¡¡Feliz cumpleaños “El Consultor”!!

Víctor Almonacid Lamelas

ANEXOS:

Texto de audioconferencia

Víctor Almonacid Lamelas. “PRIVATE PARTNERS ARE NEEDED IN TIME OF Shortages RESOURCE FINANCE KNOWLEDGE TO EXPLOIT (financing spread over time)” on Monday 19 november 2012, in “Strengthening partnerships between the public and private sectors”. Veolia Environnment’s and UDITE. Brussels. Monday 19 nov 2012.

PRIVATE PARTNERS ARE NEEDED IN TIME OF RESOURCE SHORTAGES TO EXPLOIT FINANCE KNOWLEDGE

Formación + información + participación = motivación

Todos los triunfos nacen cuando nos atrevemos a comenzar” (Eugene Ware).

Estamos celebrando estos días en el Ayuntamiento de Alzira las jornadas correspondientes a nuestro Plan de formación (menudo lujo tener un Plan de formación propio), por supuesto de forma organizada para que no se produzca merma en el servicio público, el cual, dicho sea de paso, va a experimentar una sensible mejora en su calidad, pasando de ser “bastante bueno” a “excelente”.

La Sra. Alcaldesa y un servidor inaugurando el Plan de Formación. Desde aquí agradezco su apoyo a la formación de los empleados públicos municipales.

Y es que las cosas que van mal se pueden arreglar, y las que ya van bien, como es el caso, se pueden mejorar. Siempre se puede mejorar y eso es algo muy difícil de rebatir, salvo que el que lo haga sea Dios o Semidiós (ya saben: Hércules, Aquiles…) y todo lo haga perfectamente bien. Ninguna Administración, ninguna organización, lo ha hecho ni lo hace ni lo hará todo bien, por lo que siempre tendremos ese margen de mejora. Nos gustaría llegar a ser el 99% de lo buenos que podemos ser, ya que la perfección, salvo en las divinidades, no existe.

Como se intuye y bien sabe mucha gente que lee estas líneas, dicho Plan de formación se incardina en un Plan mayor, el de modernización del Ayuntamiento de Alzira, que se inició hace unos años de manera muy meritoria por parte de unos pocos (no Dioses pero sí Héroes, siguiendo con la mitología), y que algunos tratamos de relanzar y expandir a la totalidad de la Plantilla, cuyo potencial, lo digo públicamente, es espectacular. A veces se trata de simple coordinación, pues varias personas o grupos de personas pueden estar haciendo las cosas bien pero tirando cada uno por su lado. Pero se debe caminar en la misma dirección. La perspectiva de conjunto y la comunicación son muy importantes en una organización ya de cierto tamaño. No se trata de individuos o Departamentos, se trata de todo un Ayuntamiento, la Administración más importante para el ciudadano. Es una gran responsabilidad, y un honor, trabajar en un Ayuntamiento. Es por eso que debemos estar a la altura, y lo estaremos.

Es importante la coordinación y es importante, desde luego, la información. La formación es información, pues pocas veces por no decir ninguna tenemos la oportunidad de reunirnos todos o casi todos para “hablar de nuestras cosas”. Es por eso que el curso es eminentemente práctico, muy práctico, y está planteado por compañeros, a través de compañeros y para compañeros. En efecto, la configuración del elenco de ponentes (y de las materias a tratar) es, a mi juicio, muy atinada. Digamos que dicho elenco tiene carácter mixto. La mayoría son (somos) empleados municipales propios, ya que opino que para hablar de un asunto quien mejor lo puede hacer, en este planteamiento práctico, es quien se ocupa del mismo todos los días. Esa es la persona que lo explicará. Se lo explicará a los demás. Me gustaría, por ejemplo, que todo el mundo conociera cómo funciona nuestro sistema de notificaciones, o que Tesorería supiera lo que hace Servicios Sociales (es un decir). El resto de ponentes son “externos”, de mucha calidad (agradezco mucho, públicamente, que hayan atendido mi llamada), y nos aportarán la siempre importante visión de la experiencia ya implantada con éxito (intercambio de buenas prácticas) y otros matices ineludibles en un proyecto de estas características, como la protección de datos o la motivación profesional.

El tema del curso es la Administración electrónica, como no puede ser de otra manera por su vinculación con el citado Plan de modernización, pero en el fondo dicho tema, aunque obviamente lo trataremos, y mucho, es en realidad poco más que un pretexto para hablar “de todo un poco”, o de lo que se tercie. Y es que no vamos a disertar sobre cuestiones ligeramente interesantes en 2007 pero ya muy manidas en 2012. Acabaremos hablando, por ejemplo, de cómo enviar un expediente de urbanismo a intervención sin enviarlo físicamente (gestor de expedientes), o de cómo practicar correctamente la notificación electrónica, o de cómo ha hecho estas u otras cosas (implantación de la OAC) Catarroja, Gandía o Picanya. Todo muy útil y práctico. Cosas del día a día, vamos. Hablaremos de todo lo que surja. Siempre desde las pautas mínimas del programa, lógicamente, y bajo la batuta del coordinador. Todo el mundo va a ser informado, todos van a conocer el Proyecto. Todo el mundo puede hablar, opinar, todos pueden aportar… Las organizaciones pueden ser verticales y horizontales al mismo tiempo. In fine: formación + información + participación = motivación.

P.D.: Ni quiero ni debo cerrar la entrada sin agradecer doblemente, a los compañeros (sobre todo a los “profesores”) y a la Corporación, su implicación y apoyo incondicional a ese proyecto ilusionante llamado Plan de Modernización, y que en unos meses hará que la vida de las personas (ciudadanos y empleados públicos) sea mucho mejor. Se puede decir de forma menos romántica pero no más veraz.

Avanza el proyecto de Alzira

Ayer se emitió, como todos los primeros miércoles de mes, el programa que Alzira Radio dedica a la modernización de nuestra Administración municipal: “L’administració més a prop”.  Asistimos la concejala Ana Alarcón y yo, como es habitual, acompañados en esta ocasión por la nueva responsable técnica de Modernización: Elena Martí.

El proyecto, iniciado hace años mucho antes de que Elena y yo llegáramos para “sumar” al buen hacer ya demostrado por otros en el trabajo previo, por supuesto sigue en marcha, y en consecuencia explicamos el estatus quo del mismo. Dos temas ocuparon esencialmente el programa de ayer: “OAC” y “Videoactas”. Ambos son dos subproyectos del Proyecto principal y, desde el punto de vista del ciudadano, perfectamente tangibles. Contribuyen por tanto a la participación, la transparencia y sobre todo a la calidad del servicio público. Ah, y ahorraremos dinero (demostrable).

Una instantánea del programa de ayer

Escuchar el programa completo

1) OAC (Oficina de Atención Ciudadana). La atención presencial al ciudadano, lejos de estar en conflicto con la tramitación electrónica, adquiere otra dimensión dentro de un proyecto de estas características. En el pasado lo hemos hecho bien. En el futuro llegaremos a la excelencia (esa palabra en auge, que empezó siendo medio cursi y ahora es el objetivo a cumplir). Por cierto, hablando de futuro, servidor se atrevió a dar fechas de “inauguración” de este nuevo servicio: finales de 2013. Mes arriba mes abajo, que no le quepa duda al ciudadano alzireño de que en 2014 podrá realizar prácticamente todos los trámites sentado frente al ordenador de su casa (quizá incluso desde una unidad móvil) o bien, si lo desea, acudir a la OAC para ser atendido por un empleado/a público empático y competente que muy probablemente resuelva su pretensión desde un único punto de atención y en una sola visita (se acabaron los viajes y otras pérdidas de tiempo).

 

2) Videoactas. Tal y como explicamos en la web municipal, un videoacta es un documento electrónico y multimedia, compuesto al menos por los siguientes elementos:

• Acta sucinta: Documento electrónico que contiene los puntos de la agenda de la reunión (puntos del orden del día de una sesión municipal Plenaria) y los acuerdos tomados en cada uno de los puntos dicha agenda u orden del día. Dependiendo del tipo de reunión de la que se tiene que levantar acta, puede tener un formato específico, incluso determinado por legislación vigente como es el caso de las Actas de los Plenos Municipales.

 Documento audiovisual o vídeo: Grabación en vídeo de todo lo ocurrido en la reunión (sesión), conteniendo audio e imágenes. Este documento recoge la literalidad de las intervenciones de cada uno de los oradores (concejales).

• Firma electrónica: firma electrónica de curso legal del Secretario de la sesión. Típicamente esta firma se realiza haciendo uso del certificado del Secretario de la sesión. En el caso de los Plenos Municipales, el VídeoActa lo firma el Secretario General del Ayuntamiento. Además, suele firmarlo la Alcaldía-Presidencia de la Corporación Municipal…

Pero mejor que tanta explicación es que la prueben: Acceder a videoactas (no vea la sesión entera, sino solo los puntos del orden del día o las intervenciones de los concejales que le interesen).

Adiós “sobrinos”, hola “e-contratación”

Decía hace unos meses en una entrevista:

“La licitación electrónica no solo ahorra millones de euros sino que además salvaguarda mucho mejor los principios de eficacia, igualdad, concurrencia, transparencia y, especialmente, el de objetividad. Quizá es ese el problema. Debería causarnos cierto sonrojo que en un país como Portugal (no Alemania, sino Portugal) la licitación electrónica sea obligatoria. Aquí hace tiempo que la Ley dice que el adjudicatario debe ser el que presente la oferta económicamente más ventajosa, pero al final se impone el clientelismo. Eso es muy malo para el sistema. Veo mucha litigiosidad en los contratos, mucho despilfarro de recursos, muchos modificados ilegales y, sobre todo, no me gusta nada que las grandes empresas sean las que mandan en los Ayuntamientos. La licitación electrónica no es que sea la panacea, pero evitaría en gran medida todo esto. Las próximas Directivas europeas sobre contratación insisten mucho en el tema. Cada vez resultará más difícil escaquearse”.

Hoy seguimos insistiendo en la idea, desarrollándola, a través de una sección ad hoc que incluiremos dentro de nuestro aún non nato Observatorio de Administración electrónica.

Y a través de todo un especial monográfico que ya ha salido publicado en nuestra sección de El Consultor “Su Ayuntamiento al día”, la cual en esta ocasión cuenta con la impagable colaboración de mis amigos y expertos en contratación electrónica, Jaime Domínguez-Macaya Laurnaga y Guillermo Yáñez Sánchez. No podemos enlazar los contenidos porque son “privilegio” de los suscriptores de la base de datos. Pero nada obsta a que, a modo de aperitivo, insertemos aquí un breve resumen o selección de lo allí expuesto:

“La contratación pública electrónica es el resultado evolucionado y la consecuencia lógica de diversas premisas o conceptos previos más o menos consolidados, como “comercio electrónico”, “contratación pública” y “Administración electrónica”. Además se integra por una serie de mecanismos jurídico-técnicos como el perfil de contratante, la subasta electrónica o la factura electrónica.

El libro de Jaime sobre e-contratación es imprescindible

Pero la implantación de la contratación pública electrónica sólo genera consecuencias positivas, tanto jurídicas (mayor y mejor salvaguarda de los principios de la contratación pública) como económicas (en países en los que está implantada ya se ha verificado el ahorro de millones de euros). En este contexto la Comisión Europea publica el Libro Verde sobre la generalización del recurso a la contratación pública electrónica en la UE (18 de octubre de 2010), una verdadera declaración de intenciones cuyo mismo título no deja lugar a dudas sobre cuál va a ser la tendencia en los próximos años: la generalización a nivel europeo de la e-contratación. La idea es que desaparezca el papel en los expedientes de contratación al tiempo que se mejora la gestión contractual pública:

“El término contratación pública electrónica designa la utilización de medios electrónicos en el tratamiento de las operaciones y en la comunicación por parte de las instituciones gubernamentales y demás organismos del sector público a la hora de adquirir bienes y servicios o licitar obras públicas. Sin embargo, este proceso tiene una trascendencia mucho mayor que la que supone el mero paso de un sistema basado en el soporte de papel a otro que se sirve de las comunicaciones electrónicas para la ejecución de los procedimientos de contratación pública. La contratación electrónica puede aportar considerables mejoras en materia de eficiencia de las adquisiciones concretas, gestión global de la contratación pública y funcionamiento de los mercados en el ámbito de los contratos estatales”.

Ciertamente, España se encuentra en este tránsito por detrás de otros países de la UE, pero si la tendencia global se decanta hacia la implantación de las TIC, un ámbito tan importante de la actuación administrativa como es la contratación pública no debe descolgarse de dicho proceso, y con menor motivo si las causas del retraso son poco coherentes con una buena gestión. La próxima Directiva europea por fin “impone” la eContratación. En consecuencia la Ley de contratos actual (TRLCSP) deberá adaptarse, y la nueva ley establecerá plazos transitorios de implantación de aquella que concluirán en cuatro años, más allá de los cuales toda licitación de un ente del sector público español deberá ser electrónica.

Pero no hay que esperar a 2016. Ya laLey 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público (LCSP), basada, por no decir “copiada”, de la Directiva 2004/18/CE, opta “…por la plena inserción de los medios electrónicos, informáticos y telemáticos en el ámbito de la contratación pública, a fin de hacer más fluidas y transparentes las relaciones entre los órganos de contratación y los operadores económicos”. Tal y como apuntó el Dictamen del Consejo de Estado, de 25 de mayo de 2006 sobre el Anteproyecto de Ley de Contratos del Sector Público, una de las preocupaciones del Derecho comunitario es la relativa a la introducción de los medios electrónicos en la contratación pública, siempre que se respeten las condiciones de transparencia y competencia entre los licitadores.

Además, junto con la LCSP obviamente en su texto refundido y actualizado (TRLCSP), se deben tener en cuenta otras disposiciones (europeas, estatales, autonómicas e incluso locales) sobre contratación pública que la complementan o desarrollan (tal es el caso de la Orden EHA/1220/2008, de 30 de abril, por la que se aprueban las instrucciones para operar en la Plataforma de Contratación del Estado). En este sentido, el texto de 2007 incorpora ex novo al ordenamiento jurídico español algunos conceptos clave de la contratación electrónica, casi inéditos hasta la fecha (no inéditos del todo, pues los habíamos visto en leyes como la del Patrimonio), y que se pueden resumir en los siguientes:

  • 1.      “Subastas electrónicas”
  • 2.      “Sistemas dinámicos de contratación”;
  • 3.      “Perfil de contratante”:
  • 4.      Nuevas formas en la acreditación de la inscripción en los Registros Oficiales de Licitadores y de Empresas Clasificadas;
  • 5.      Constitución de la garantía por medios electrónicos;
  • 6.      Plataforma de Contratación del Estado;
  • 7.      Contratación del acceso a bases de datos y la suscripción a publicaciones;
  • 8.      Normas relativas a los medios de comunicación utilizables en los procedimientos regulados en la Ley;
  • 9.      Protección de datos de carácter personal;
  • 10.   Uso de medios electrónicos, informáticos y telemáticos en los procedimientos regulados en la LCSP (D.A. 16.1ª TRLCSP);
  • 11.  Facturas electrónicas (D.A. 19ª.2 TRLCSP);
  • 12.  Fomento del uso de medios electrónicos (D.A. 16.3ª TRLCSP);
  • 13.  Comunicaciones electrónicas (D.A. 16.4ª TRLCSP);
  • 14.  Desarrollo normativo (D.F.4ª y Real Decreto 817/2009, de 8 de mayo, por el que se desarrolla parcialmente la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público).

Sin embargo la LCSP de 2007 regulaba únicamente la que podríamos denominar e-contratación teórica. De ello derivan dos problemas prácticos, que exponemos a continuación, no sin adelantar que tienen perfecta solución o, dicho de otro modo, son problemas del presente pero no del futuro: 

  • Un primer problema es que la Ley de contratos establece, por un lado, los mecanismos técnicos que hemos citado, y por otro, una serie de procedimientos, supuestamente ágiles, pero que en el caso de no ser abreviados (contrato menor, procedimiento negociado, expediente urgente, expediente de emergencia) pueden resultar sensiblemente largos y farragosos, tanto por sus trámites como por sus plazos. La e-contratación se halla al servicio de una mejor, más eficiente y más ágil gestión contractual pública, y parece que esta contradicción de la Ley se resuelve en la práctica dando prioridad, desde un criterio desde luego poco criticable legalmente, a las garantías procedimentales, por lo que aquélla agilidad sería meramente virtual. 
  • Otra cuestión, relacionada con la anterior, es que la LCSP –o el TRLCSP, tanto da- no “impone” la e-contratación del mismo modo que la LAESP sí lo hace (con todos los matices de transitoriedad que conocemos) con la e-Administración. Es cierto que podría argumentarse (y entra dentro de nuestra línea de pensamiento) que e-contratación entra dentro de e-Administración, y que la Administración electrónica es en sí misma, de forma global, y en toda su extensión una obligación de los Ayuntamientos, pero no lo es menos que hasta que no se exija, de forma imperativa, la utilización por parte de los entes públicos de la licitación electrónica, algunos optarán por la no implantación. Y esta exigencia es algo que establecerá la futura Ley de contratos. Entre tanto es “opcional” solo si se quiere aumentar la legalidad, la transparencia, la agilidad y, sobre todo, la eficiencia. Una parte sustancial del Libro Verde sobre la generalización del recurso a la contratación pública electrónica en la UE se dedica a los “Procedimientos electrónicos de adjudicación de contratos”, y eso que la versión inicial del documento es de nada menos que 1996. Señala el Libro Verde que “La generalización de la electrónica en el sector de los contratos públicos beneficiará a todos los participantes: en comparación con sistema actual en soporte de papel, los procedimientos serán más transparentes, más abiertos al diálogo con los contratistas y mucho más eficaces”. No nos cabe duda de que la contratación electrónica respeta mucho mejor los principios de economía y de legalidad, pero quizá nos hallamos precisamente ante una rama de la actividad administrativa en la que sobre todo el segundo principio parece que sea políticamente incómodo, y por tanto interesan más otros “mecanismos” (huida del Derecho Administrativo, “concursos oscuros”, encomiendas de gestión, contratos “a dedo”…) que los propios de la e-contratación. Pero la prueba tristemente tangible de que tales prácticas son un tremendo error es la situación actual”.

El resumen de todo esto es que se van a ir acabando “los sobrinos” y vamos a parar, como no puede ser de otra manera, a una gestión contractual pública mucho más legal, transparente y eficiente. Y no lo digo solo yo; también lo dice “Europa”…