Ganan las cucarachas (4-1)

A pesar de la referencia del título, no hablaremos de políticos corruptos… Sino que, haciendo honor al “nosolo” de “nosoloaytos” abordaremos un enfoque más bien de “ciencias naturales”, biológico-evolutivo y demográfico, siempre bajo la batuta del maestro Darwin. El origen de la entrada procede de este calor, ya que con el mismo vemos pulular al desagradable ortóptero -por cierto, no más desagradable, sobre el papel, que las simpáticas “mariquitas” las cuales no obstante tienen mucha mejor fama-. No resulta muy estético, desde luego, pero es una máquina casi perfecta de la naturaleza. El caso es que, no nos engañemos, en un partido de fútbol en el que la copa fuera la esperanza de supervivencia a largo plazo, las cucarachas nos ganarían por un cómodo 4-1.

Aviones derribados, bombardeos en Gaza y Siria, brotes de ébola… No parece el mejor momento para ser optimista de cara al futuro de la Humanidad. Estos datos e informaciones no invitan a ello, ni los sucesos acumulados en los últimos años tampoco. Personalmente creo (y espero) que un día arreglaremos nuestras diferencias -y eso que últimamente se me está cayendo el mito de la ONU-. Lo creo no por optimista, que lo soy, sino por la ineludible disyuntiva que representa el hecho de que, si no lo hacemos pronto corremos el serio riesgo de desaparecer como especie. Supongo que antes de que ocurra reaccionaremos. Pero no nos engañemos, tarde o temprano desapareceremos y otros ya están frotándose las manos (o las antenas) esperando pacientemente a que llegue el momento…

SERES HUMANOS CUCARACHAS
1. INTELIGENCIA Nuestra capacidad craneal es enormemente superior a la de cualquier otra especie terrestre que jamás haya existido Como todos los insectos, se apoyan en sus antenas y sistema nervioso que de alguna forma sustituyen al cerebro. No obstante son los insectos más “inteligentes”. Se estima que una cucaracha tiene alrededor de un millón de neuronas. El ser humano tiene cien mil millones y la mosca del vinagre (Drosophila), alrededor de 250.000. Sin embargo, la densidad en el cerebro de la cucaracha es diez veces mayor que en el cerebro humano y tienen más plasticidad. Además, las cucarachas son capaces de desarrollar una memoria a largo plazo, sobre todo con asociaciones visuales y olfativas. Se orientan en un laberinto y son capaces de distinguir la derecha de la izquierda.
2. INSTINTO DE SUPERVIVENCIA La psicología y la Historia han demostrado que el ser humano es eminentemente (auto)destructivo. Su gran inteligencia, de alguna manera lo hace capaz de lo mejor y de lo peor, pero por lo general carece de conciencia colectiva de futuro, primando los intereses individuales e inmediatos Tienen un instinto de supervivencia descomunal y claramente colectivo. Un estudio ha puesto de manifiesto que las cucarachas toman decisiones de grupo. Están diseñadas para sobrevivir y en estas condiciones (4), ya llevan en el planeta más de 300 millones de años…
3. NÚMERO DE INDIVIDUOS En La Tierra viven y malviven unos 7.000 millones de personas Existen más de 3.500 especies pero el número total de individuos vivos es imposible de determinar, si bien en todo caso su facilidad reproductiva puede conllevar un aumento brutal llegado un momento evolutivo “favorable”
4. ADAPTABILIDAD Con un tamaño medio dentro del reino animal, el ser humano es relativamente débil físicamente; no demasiado rápido ni resistente; poco tolerante a las condiciones extremas; y con un sistema inmunológico simplemente aceptable… No obstante, ha conseguido aumentar muy significativamente su esperanza de vida gracias al avance científico Es su punto fuerte. Son inmunes a casi todo. Son extraordinariamente longevas para los parámetros habituales de los insectos; soportan la radioactividad; pueden vivir hasta un mes sin agua y comida; aguantan hasta 45 min sin respirar; pueden ralentizar los latidos del corazón; son increíblemente rápidas (5,4 km/h, unos 320 km/h si tuvieran tamaño humano); algunas especies soportan temperaturas extremas; pueden sobrevivir ante una disección, incluso de la cabeza, pudiendo regenerar el resto de sus miembros…
5. POSICIÓN CLÍCLICA Hubo una era de los peces, de los anfibios, de los dinosaurios y las aves (primos cercanos) y estamos en la edad de los mamíferos Nunca hubo una edad de los insectos, pero los científicos coinciden en que está por venir…

Fuente: Creación propia, basada parcialmente en datos de Wikipedia y taringa.net.

Existe un Capítulo casi inédito de La máquina del tiempo del genial H.G. Wells. No llegó a publicarse junto con el resto de la obra original pero en él el Viajero del tiempo “aterriza” con su máquina en un superfuturo mucho más allá del mundo de los Morloch y los Eloi, uno en el que el sol es una estrella decadente y pocos signos de vida parecen aflorar en una especie de desierto sempiterno. De repente, un monstruoso ciempiés se acerca al aventurero a toda velocidad. Salva la vida in extremis, gracias a un rápido regreso en el tiempo. Para el Viajero, la visión más aterradora de esa etapa tardía no fue, sin embargo, el ciempiés de varios metros, sino una especie de topillos, de caras redondeadas y rasgos increíblemente humanos, que a buen seguro servían de alimento al nivel existencial superior: los descomunales insectos, los cuales por fin unieron la ventaja del tamaño a todas las demás.

El gran actor Rod Taylor en la mejor versión cinematográfica de La máquina del tiempo
El gran actor Rod Taylor en la mejor versión cinematográfica de La máquina del tiempo

No se apuren, pero las cucarachas y otros insectos sobrevivirán y nosotros no. En el mejor de los casos ellas heredarán La Tierra y con un poco de suerte la especie futura en la que nos convirtamos habrá sido capaz de colonizar el espacio. Pero no las vean como el enemigo, ya que los científicos reconocen su importante rol en el ecosistema terrestre,  por lo que de alguna manera, mientras compartamos hábitat, son más positivas que negativas. Con el tiempo, pues, nos extinguiremos, pero las culpables no serán ellas, sino, seguramente nosotros mismos. Cuando el mamífero predominante abandone el poder, el monarca de los insectos tomará su lugar. Es ley de vida, ya saben: a rey muerto rey puesto. Pero para todo eso falta bastante tiempo –aunque últimamente nos empeñemos en anticiparlo-, así que de momento pasen un feliz verano y que no les molesten mucho los insectos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s