Formación + información + participación = motivación

Todos los triunfos nacen cuando nos atrevemos a comenzar” (Eugene Ware).

Estamos celebrando estos días en el Ayuntamiento de Alzira las jornadas correspondientes a nuestro Plan de formación (menudo lujo tener un Plan de formación propio), por supuesto de forma organizada para que no se produzca merma en el servicio público, el cual, dicho sea de paso, va a experimentar una sensible mejora en su calidad, pasando de ser “bastante bueno” a “excelente”.

La Sra. Alcaldesa y un servidor inaugurando el Plan de Formación. Desde aquí agradezco su apoyo a la formación de los empleados públicos municipales.

Y es que las cosas que van mal se pueden arreglar, y las que ya van bien, como es el caso, se pueden mejorar. Siempre se puede mejorar y eso es algo muy difícil de rebatir, salvo que el que lo haga sea Dios o Semidiós (ya saben: Hércules, Aquiles…) y todo lo haga perfectamente bien. Ninguna Administración, ninguna organización, lo ha hecho ni lo hace ni lo hará todo bien, por lo que siempre tendremos ese margen de mejora. Nos gustaría llegar a ser el 99% de lo buenos que podemos ser, ya que la perfección, salvo en las divinidades, no existe.

Como se intuye y bien sabe mucha gente que lee estas líneas, dicho Plan de formación se incardina en un Plan mayor, el de modernización del Ayuntamiento de Alzira, que se inició hace unos años de manera muy meritoria por parte de unos pocos (no Dioses pero sí Héroes, siguiendo con la mitología), y que algunos tratamos de relanzar y expandir a la totalidad de la Plantilla, cuyo potencial, lo digo públicamente, es espectacular. A veces se trata de simple coordinación, pues varias personas o grupos de personas pueden estar haciendo las cosas bien pero tirando cada uno por su lado. Pero se debe caminar en la misma dirección. La perspectiva de conjunto y la comunicación son muy importantes en una organización ya de cierto tamaño. No se trata de individuos o Departamentos, se trata de todo un Ayuntamiento, la Administración más importante para el ciudadano. Es una gran responsabilidad, y un honor, trabajar en un Ayuntamiento. Es por eso que debemos estar a la altura, y lo estaremos.

Es importante la coordinación y es importante, desde luego, la información. La formación es información, pues pocas veces por no decir ninguna tenemos la oportunidad de reunirnos todos o casi todos para “hablar de nuestras cosas”. Es por eso que el curso es eminentemente práctico, muy práctico, y está planteado por compañeros, a través de compañeros y para compañeros. En efecto, la configuración del elenco de ponentes (y de las materias a tratar) es, a mi juicio, muy atinada. Digamos que dicho elenco tiene carácter mixto. La mayoría son (somos) empleados municipales propios, ya que opino que para hablar de un asunto quien mejor lo puede hacer, en este planteamiento práctico, es quien se ocupa del mismo todos los días. Esa es la persona que lo explicará. Se lo explicará a los demás. Me gustaría, por ejemplo, que todo el mundo conociera cómo funciona nuestro sistema de notificaciones, o que Tesorería supiera lo que hace Servicios Sociales (es un decir). El resto de ponentes son “externos”, de mucha calidad (agradezco mucho, públicamente, que hayan atendido mi llamada), y nos aportarán la siempre importante visión de la experiencia ya implantada con éxito (intercambio de buenas prácticas) y otros matices ineludibles en un proyecto de estas características, como la protección de datos o la motivación profesional.

El tema del curso es la Administración electrónica, como no puede ser de otra manera por su vinculación con el citado Plan de modernización, pero en el fondo dicho tema, aunque obviamente lo trataremos, y mucho, es en realidad poco más que un pretexto para hablar “de todo un poco”, o de lo que se tercie. Y es que no vamos a disertar sobre cuestiones ligeramente interesantes en 2007 pero ya muy manidas en 2012. Acabaremos hablando, por ejemplo, de cómo enviar un expediente de urbanismo a intervención sin enviarlo físicamente (gestor de expedientes), o de cómo practicar correctamente la notificación electrónica, o de cómo ha hecho estas u otras cosas (implantación de la OAC) Catarroja, Gandía o Picanya. Todo muy útil y práctico. Cosas del día a día, vamos. Hablaremos de todo lo que surja. Siempre desde las pautas mínimas del programa, lógicamente, y bajo la batuta del coordinador. Todo el mundo va a ser informado, todos van a conocer el Proyecto. Todo el mundo puede hablar, opinar, todos pueden aportar… Las organizaciones pueden ser verticales y horizontales al mismo tiempo. In fine: formación + información + participación = motivación.

P.D.: Ni quiero ni debo cerrar la entrada sin agradecer doblemente, a los compañeros (sobre todo a los “profesores”) y a la Corporación, su implicación y apoyo incondicional a ese proyecto ilusionante llamado Plan de Modernización, y que en unos meses hará que la vida de las personas (ciudadanos y empleados públicos) sea mucho mejor. Se puede decir de forma menos romántica pero no más veraz.

Anuncios

One thought on “Formación + información + participación = motivación

  1. Modernizar la administración pública significa para mí conseguir la plena integración del administrado en la propia organización estatal a través de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Es una revolución institucional en toda regla, pero sin los aspavientos que conllevan aparejados todos los movimientos de ruptura social. En todo caso, se podría decir que es una reforma profunda, muy profunda, de la manera de relacionarse el ciudadano con el Poder Ejecutivo. Y lo es porque, además de darse, desde el Estado, la posibilidad de gestionar electrónicamente todos los asuntos públicos en los que puede verse involucrada una persona física o jurídica, el administrado puede llegar a opinar “en tiempo real” sobre la manera en que se la está atendiendo según parámetros de eficacia y de eficiencia. Sin embargo, creo que las consecuencias de esta reforma profunda no se agotan en la esfera funcionarial. En esta primera etapa de la transformación ejecutiva puede que sea el funcionariado (a través de sus líderes: secretarios, interventores y tesoreros) quien esté planteando la mejor relación posible de gestión jurídico-técnica entre administrados y administración pública, pero hemos de ser conscientes de que las TIC no van a parar aquí. El final del camino es la consecución, la obtención, del control político por parte de la ciudadanía tanto de la esfera ejecutiva, como de la legislativa y judicial. Soy consciente del cariz utópico de esta misiva, puesto que el primer dato empírico a tener en cuenta de la realidad es precisamente la materialidad del Mal ontológico, pero el ser humano necesita esperanzas a las que aferrarse (y en este sentido tanto ateos, Ernst Bloch, como cristianos, Jürgen Moltmann, están de acuerdo). Enhorabuena a Víctor Almonacid y a Elena Martí por la fe depositada en este proyecto. Gracias a Lorenzo Pérez por su disposición y disponibilidad en la consecución del mismo. Ánimo a todos los funcionarios del Ayuntamiento de Alzira. Un saludo cordial a tod@s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s