No hay #NextGeneration sin #teletrabajo

Casi sin pretenderlo, se nos está quedando un marco estratégico que sienta claramente las bases del teletrabajo “definitivo” (más allá del pandémico) en el sector público.

Los «odiadores» del teletrabajo, en ocasiones se muestran hostiles y agresivos. ¿Qué les puede molestar tanto?

En efecto, como consecuencia de todo lo que hemos vivido últimamente (pandemia, crisis económica, conflictos bélicos, avance tecnológico, políticas de sostenibilidad), el teletrabajo se integra con fuerza en el marco estratégico mundial (ODS), europeo (Europa Digital 2021-2027), y nacional (España Digital 2025), entre otros planes.

De forma concreta, el Plan España Digital 2025 dedica su Eje número 5 a la “Digitalización de las Administraciones Públicas”. En desarrollo del mismo, como medidas a implantar, aparece la denominada “PUESTOS DE TRABAJO DE NUEVA GENERACIÓN”. Esta medida es importante, aunque de momento no la hayamos visto más que sobre el papel, nunca mejor dicho, pues se siguen convocando miles de puestos de trabajo de auxiliar y otros relacionados con el papel. No obstante, en teoría se prevé un profundo cambio en el fondo y en la forma, pues se potenciarán soluciones de puesto de trabajo, conectividad y colaboración de nueva generación que habiliten la movilidad y el trabajo no presencial de los empleados públicos. Estas soluciones se configurarán de acuerdo con la vigente pero también la futura regulación que, para los empleados públicos, se realice del trabajo a distancia. La posibilidad de prestar los servicios desde ubicaciones diversas, no focalizadas en los centros de trabajo de manera exclusiva, requerirá prestar especial atención a las condiciones de ciberseguridad de los puestos de trabajo, para lo que será necesario disponer de capacidades avanzadas de detección y protección, facilitando el uso en la modalidad de trabajo no presencial con todas las garantías de seguridad. Resultará fundamental también prestar especial atención a la capacitación o reskilling de los empleados públicos para adaptarse a esta nueva manera de trabajo. En ese sentido, el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) ya está desarrollando un Plan de capacitación de los empleados públicos en las competencias digitales necesarias para esta adaptación.

A mayor abundamiento, debemos mencionar el “Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas 2021-2025, estrategia que pretende transformar digitalmente la Administración con iniciativas trasversales para el despliegue de servicios públicos eficientes, seguros y fáciles de utilizar y para la generalización del acceso a las tecnologías emergentes; desplegar proyectos tractores de digitalización, por ejemplo, en los ámbitos de Sanidad, Justicia o Empleo; y apoyar la digitalización de las administraciones territoriales, Comunidades Autónomas y Entidades Locales. Es evidente que la transformación digital siempre impulsa, directa o indirectamente, el teletrabajo.

Volviendo al ámbito europeo, la estrategia reciente más relevante que ahora mismo nos (pre)ocupa, es el Instrumento de Recuperación y Resiliencia, aprobado por Reglamento (UE)2020/2094, del Consejo, de 14 de diciembre, donde se regulan los ya famosos Fondos Next Generation (o NextGenerationEU). No deja de ser paradójico que entidades públicas que apuestan claramente por un modelo «previous generation», aspiren a ser beneficiarias de unas ayudas destinadas de manera finalista a modernizar, en el sentido amplio, su organización y funcionamiento (digitalización, medio ambiente, lucha contra el fraude, etc…). Más de uno va a tener que devolver el dinero, no tengo la más mínima duda. Véase la Orden HFP/1030/2021, de 29 de septiembre, por la que se configura el sistema de gestión del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Otro concepto clave es, por supuesto, el de resiliencia… ¿Y si la pandemia no fuera el único desastre natural (o de otra índole) al que tuviéramos que hacer frente en los próximos años? A estas alturas del siglo XXI, no cabe ninguna duda de que podemos ser asolados en cualquier momento por nuevos virus o nuevos brotes o cepas del mismo virus SARS-CoV-2, por temperaturas extremas consecuencia directa del ya innegable cambio climático, por un conflicto armado, o por cualquier otro desorden natural, social, sanitario, político o económico que nos ponga a prueba una y otra vez. Dicho de otra manera: debemos estar preparados.

Volviendo a los Fondos Next Generation, cabe recordar que se articulan en nuestro país a través del Real Decreto-ley 36/2020, de 30 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. La Exposición de Motivos del Real Decreto-ley 36/2020, alude de forma meridiana a la cuestión que nos ocupa, y de hecho la pandemia y la incertidumbre en general que produce el actual siglo, aparecen como la misma razón de ser de la aprobación de los fondos y la adopción de otras medidas relacionadas: “El Consejo Europeo del 21 de julio de 2020, consciente de la necesidad en este momento histórico de un esfuerzo sin precedentes y de un planteamiento innovador que impulsen la convergencia, la resiliencia y la transformación en la Unión Europea, acordó un paquete de medidas de gran alcance.”

Por lo demás, no cabe duda de que el teletrabajo forma parte de este paquete de medidas de gran alcance y, si se nos permite añadir el matiz, de alcance transversal (ahorro, eficacia, eficiencia, protección de la salud, protección del medio ambiente). Como indicaba Ramón Roca recientemente [“Teletrabajo y Administración Resiliente”, El Consultor de los Ayuntamientos, Nº V, Sección Punto de Vista, Diciembre 2020, pág. 173, Wolters Kluwer (LA LEY 14238/2020)]: “Es necesario ahora más que nunca aprovechar la ola de confianza generada en el teletrabajo y la necesidad de que la administración sea más resiliente para replantearnos como debemos flexibilizar el puesto de trabajo, como podemos adaptar la administración a una atención al ciudadano no presencial, como ser más efectivos en la gestión y el control de las tareas administrativas y como plantear nuevos escenarios donde se dibujen nuevos modelos de gestión de los espacios físicos y virtuales”.

El mundo actual exige cambios en el modelo organizativo y económico, a todos los niveles, que aporten al sistema la capacidad suficiente como para afrontar los grandes retos y amenazas del siglo XXI. En este proceso, la Administración Pública aparece una vez más como el motor y el cauce ideal para canalizar los cambios necesarios, siendo transformada para transformar, siendo mejorada para fomentar y propiciar la mejora de otros actores públicos y privados, económicos y sociales. La resiliencia es un objetivo de necesaria consecución por parte de las organizaciones, si es que aspiran a estar preparadas para el próximo desafío. Resiliencia es, a su vez, un concepto amplio. Se puede definir, aunque no sería exacto, como fortaleza o resistencia, y con más precisión, como adaptabilidad y durabilidad. A nosotros nos gusta definir resiliencia como una “fortaleza flexible”. A nivel organizativo, no es otra cosa que el resultado de un proceso de mejora, de transformación integral, no solo digital, en la que el teletrabajo podría ser la medida estrella, no solo por su contribución a la economía y el medio ambiente, bienes a proteger y actualmente muy maltrechos, sino también por su idoneidad para dar por fin el gran salto hacia el trabajo por objetivos, y así poder cumplirlos y medirlos. Fichar de 8 a 15h no es en absoluto «next generation».

Una vez más, la clave del éxito es el grado alcanzado en la implantación y el de madurez en la presencia organizativa y funcional de la administración electrónica. Hagamos bueno el tópico de que toda crisis es una oportunidad. Después de todo, “El teletrabajo deberá contribuir a una mejor organización del trabajo” (art. 47 bis. 2 in fine TREBEP).

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. NOSOLOAYTOS. WEB OFICIAL DE VÍCTOR ALMONACID LAMELAS 2022. AVISO LEGAL.


 

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s