Artículos sobre la “La nueva Administración” en la revista #TYSC

He creído conveniente dedicar una entrada para difundir y agradecer el detalle que ha tenido la Revista Tecnología y Sentido Común, por haber recopilado todos los artículos de mi sección “La nueva administración” de la pasada temporada en una de las “Ediciones Especiales Agosto 2021”.

Comparto en este enlace dicho especial

Portada del especial “La nueva administración”. Agradecido por el detalle

De todos los artículos que aparecen en la imagen me gustaría recuperar uno, por su conexión con la nueva temporada (de la revista y de la propia Administración), que se inaugurará en apenas unos días cuando comience septiembre.

Incoherencias en la estrategia para la implantación de la administración electrónica

Transcurrido poco más de un mes desde la aprobación del Real Decreto-ley 36/2020, de 30 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, nos preguntamos qué tiene de “modernizador” para la Administración Pública.

Es más, su aparición en este momento plantea las siguientes contradicciones, que desde el punto de vista estratégico se manifiestan en claras incoherencias:

El citado RDL 36/2020 contiene en su nombre dos expresiones inapelables: “medidas urgentes” y “modernización”. Y tan urgente era que entró en vigor inmediatamente. Sin embargo, la Ley 39/2015, la del procedimiento electrónico (la verdadera modernización), se prorrogó el año pasado por enésima vez y no va a entrar totalmente en vigor hasta abril de este 2021, con cinco años y medio de retraso.

Durante el primer estado de alarma, el del confinamiento, el Estado declaró la suspensión de los plazos de los procedimientos durante nada menos que tres meses, y ahora se recurre a normas y procedimientos pro agilidad para reducir los plazos. Paralizar los procedimientos durante tanto tiempo es exactamente lo contrario de agilizarlos.

Pero incluso esta supuesta agilidad es engañosa, porque se aplica a los procedimientos para la ejecución de los fondos del Plan de Recuperación, lo cual supone el desinterés por mejorar o agilizar cualquier otro procedimiento administrativo diferente a los que deben tramitarse rápidamente por la coyuntura, así como el abandono de la idea de una modernización general e integral de la Administración.

Por lo demás, la calidad de las últimas normas administrativas tiene a la baja. Como si el legislador estuviera tan saturado como nosotros y tuviera, por así decirlo, una cierta fatiga digital. A modo de ejemplo, en el propio RDL 36/2020 y en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 se efectúan referencias a normas derogadas, como la Ley de firma electrónica de 2003 o el texto refundido de la Ley de contratos de 2011.

Y para acabar, lo más obvio: el BOE no suele modernizar absolutamente nada. Las normas son teoría, y la ejecución de los proyectos es una cuestión absolutamente práctica que requiere pasar a la acción. El principal efecto de sobrecargar el BOE es que se nos acumulan las normas sin cumplir. Recordemos que el ENS y el ENI, las verdaderas piedras angulares de la administración electrónica, son Reglamentos de 2010 (y de obligatorio cumplimiento desde enero de 2014).

En fin, muchas incoherencias. Pero al menos podemos finalizar, casi más impulsados por el deseo que por la razón, con un mensaje optimista: el sector público español está experimentando, pese a todo, una transformación digital impensable hace un año. Cierto es que ha sido impulsado por causa de la pandemia, a la fuerza ahorcan, pero seguramente se ha iniciado un camino de no retorno hacia esa modernización que desde hace tanto predican los teóricos. El “vuelva usted mañana” y los manguitos se acercan a su fin.

(publicado originalmente en la Revista Tecnología y Sentido Común nº5, de febrero de 2021)

El diagnóstico, como vemos, tiene unos meses. A partir de septiembre, con la pandemia, esperemos, en su recta final, veremos cómo se aprovecha, se consolida o se olvida, el impulso innovador originado por la esta terrible situación que, en el mejor de los casos, traerá algo positivo.

Recuerda que en este enlace puedes leer el resto de mis artículos de la pasada temporada… ¡Y mucho más en la home de la Revista #TYSC!

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. NOSOLOAYTOS. WEB OFICIAL DE VÍCTOR ALMONACID LAMELAS 2021. AVISO LEGAL.

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s