Las soft skills que adquirimos en los 80…

Algún día me lo agradecerás

(madre de los 80)

De las soft skills hemos hablado en numerosas ocasiones en este blog, siempre relacionándolas con esas nuevas competencias, capacidades y aptitudes que requiere la moderna gestión pública y que aparecen en la definición de “administración electrónica”. Puede ser un buen momento para repasar lo que dijimos aquí o aquí. A mayor abundamiento, Wikipedia nos recuerda que el diccionario inglés Collins define habilidades blandas como «las cualidades, deseables para ciertos trabajos e independientes del conocimiento adquirido, como el sentido común, el manejo de personas y una flexible actitud positiva.» Sin embargo, si una persona no posee alguna de estas habilidades blandas, en la mayoría de los casos le es posible entrenarse específicamente para acabar adquiriéndola. También puede aprenderla de manera natural relacionándose con otras personas…. Personas que tienen influencia en nuestra vida, en nuestro ámbito profesional o personal, en nuestra forma de ser y trabajar, en la construcción de nuestra escala de valores. Personas como las madres.

Las madres, sobre todo las de la llamada Generación X, la mía, que comprende a los nacidos entre 1969 y 1980 (fuente). Somos los hijos de los baby boomers, los nacidos en los setenta y criados en los ochenta. También somos conocidos como la generación de la EGB, y entre otros “logros”, fuimos los primeros en familiarizarnos con los ordenadores como herramienta de trabajo. Dicho lo cual, y no es por iniciar una polémica, somos sencillamente los mejores:

Por si aún no se había dado cuenta, esta es una entrada de humor (mire las etiquetas, que para eso están). Este calor invita más al desenfado cómico que a los rigurosos estudios jurídico-técnicos de otras ocasiones. Dicho lo cual… ¿Qué habilidades blandas nos han ayudado a desarrollar, de forma concreta, nuestras madres (y en menor medida los padres)? Vamos con un primer listado que no aspira a ser minucioso y que, por tanto, podría ampliarse:

  • Capacidad para la toma de decisiones: “O te bañas o te bañas…”.
  • Confianza en uno mismo: “¿A que voy yo y lo encuentro?”.
  • Visión objetiva: “Esta casa no es un hotel… Ni un restaurante”.
  • Supervisión de proyectos: “Avísame cuando llegues”.
  • Determinación: “Ni por favor ni sin favor”.
  • Asignación de tareas: “¿Estás aburrido? Pues limpia tu habitación”.
  • Empatía: “Me va a doler más a mí que a ti”.
  • Medición de la jornada: “¿Estas son horas de llegar a casa?”.
  • Matemáticas aplicadas: “Cuento hasta tres y voy…”.
  • Mediación de conflictos: “Si os vais a matar hacedlo fuera, a ver si vais a romper algo”.
  • Habilidades en comunicación: “¿Cuántas veces te lo tengo que repetir para que lo entiendas?”.
  • Identificación de las tareas a realizar: “Si te enfadas tienes dos trabajos: enfadarte y desenfadarte”.
  • Priorización de proyectos: “Hasta que no te comas la verdura no te puedes ir a jugar”.
  • Persistencia: “Te voy a poner el plato de verdura todos los días hasta que te la comas”.
  • Visión de futuro: “Algún día me lo agradecerás”.
  • Religión/ética: “Reza para que salga la mancha del pantalón…”.
  • Lógica (I): “Mamá, ¿qué hay de comer?” (pregunta); “COMIDA” (respuesta).
  • Lógica (II): “Esos platos no se van a lavar solos”.
  • Solidaridad: “Si no ordenas tu habitación le voy a dar todo a los pobres”.
  • Personalidad: “Si Menganito se tira por un puente, ¿tú también?”.
  • Inserción de cláusulas condicionales/temporales en los contratos: “Podrás ir a la discoteca cuando las ranas críen pelo”.
  • Capacidad de argumentación/razonamiento básico (I): “Porque lo digo yo, y punto”.
  • Capacidad de argumentación/razonamiento básico (II): “Tú sigue llorando, y verás como te doy razones para que llores de verdad”.
  • Planificación/previsión del peor de los escenarios: “¿Llevas ropa interior limpia por si tienes un accidente?”.

Bonus track: Smart City. Se divide en dos:

  • Geolocalización: según las madres las cosas están… a) en su sitio; b) donde lo dejaste la última vez; c) tú sabrás.
  • Drones. Como visionarias de la tecnología moderna, las madres de aquella época ya lanzaban la zapatilla de forma teledirigida para que sobrevolasen el espacio aéreo de la casa, incluso tomando curvas, hasta conseguir impactar en ciertas posaderas.

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. NOSOLOAYTOS. WEB OFICIAL DE VÍCTOR ALMONACID LAMELAS 2021. AVISO LEGAL.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. artaizasesoria dice:

    Sencillamente genial, y real como la vida misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s