¿Café administrativo solo, amargo…? Mejor con dos terrones de humor

“Todos al nacer ya sabemos llorar, necesitamos aprender a reír”.

(Anónimo)

La clave es la actitud. No podemos controlar la mayoría de cosas que nos pasan, pero sí cómo las procesamos en nuestra mente y en relación a la gestión de nuestras emociones. Lo cierto es que, salvo honrosas excepciones, las Administraciones Públicas españolas aún distan mucho de las instituciones ágiles, eficaces y eficientes que deberían ser. Y es que, aunque se ha mejorado en los últimos tiempos, el margen de mejora sigue siendo grande. Hablando de mejora, qué triste es constatar que ha tenido que venir una pandemia para que se avance en la digitalización y simplificación de la burocracia. En efecto, esto es objetivamente triste, aunque estemos defendiendo esa actitud de buen humor, si bien precisamente dicha actitud positiva nos invita a quedarnos con el qué, y no tanto en el lamentable porqué. Ahora cabe apuntalar la teletramitación para los usuarios y el teletrabajo para los empleados, pero en la recta final de la pandemia no son pocas las voces que piden, incluso abiertamente, volver atrás. Frente a este inmovilismo reaccionario, nosotros seguiremos defendiendo, como desde hace décadas, ese otro modelo que, pese a todo, está cada vez más cerca. Y lo hacemos a través de distintos medios, como por ejemplo este blog que algunos “autores” plagian sistemáticamente (una práctica absolutamente indigna a la que, llegado a este punto, ya hemos decidido poner el freno). Pero seguimos en la lucha, proponiendo en positivo. El legislador no ayuda, y cada vez tenemos más y peores normas. Y de la política mejor ni hablamos. Ante tal escenario me vais a permitir que me defienda con humor e ironía, porque el humor, al fin y al cabo, no solo es una manera de gestionar las pequeñas frustraciones del día a día, sino una forma de crítica supuestamente inteligente que, quién lo diría, suele molestar más que la hostilidad directa. Y a las pruebas me remito: aunque estamos en pleno siglo XXI, un siglo en el que se supone que está consolidada la libertad de expresión, me llegan numerosas peticiones de retirada de tuits como los siguientes (los cuales jamás eliminaremos, porque quien se pica ajos come, y porque, sencillamente, no me da la gana):

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. NOSOLOAYTOS. WEB OFICIAL DE VÍCTOR ALMONACID LAMELAS 2021. AVISO LEGAL.

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s