Fallos vs Errores

Gestión pública. Es el momento de pasar a la acción. En realidad lo es desde hace tiempo, pero los últimos acontecimientos, que han revalorizado absolutamente el ya de por sí imprescindible servicio público (pese a lo que opinen algunos), nos obliga a hacer cada vez más cosas con menos medios. Es el momento de los principios que empiezan por “e”: eficacia, eficiencia, economía, ética, evaluación, que junto con los de simplificación, transparencia, interoperabilidad, buena fe, confianza legítima, racionalización, agilidad y dirección por objetivos, entre otros, son más necesarios que nunca.

Hemos emprendido un proceso de transformación (que solemos denominar “digitotal”, un término inventado pero mucho más completo que el mero “digital” del que todos hablan), en el que se van a tomar muchas decisiones, se van a hacer muchas cosas, y van a pasar muchas más cosas. Sé que esto produce respeto, incluso temor, a quienes deben tomar esas decisiones. Por eso es importante perder ese miedo asumiendo que los fallos, incluso los errores, forman parte de la gestión pública. Una parte natural. En realidad forman parte de la vida. Lo importante es ser coherente, ético, responsable, y no perder los objetivos de vista.

Por otra parte, tampoco es lo mismo “fallar” que “errar”. Por un lado, el fallo es lo más normal del mundo. Todos los días fallamos miles de veces. Son esos pequeños despistes, descuidos, olvidos, pasos en falso, imprecisiones, normalmente sin consecuencias, aunque también hay que asumir que en un momento dado podrían tenerlas. Un error es algo más serio, por lo que en principio habría que esforzarse por tener el menor número de errores posible. Un error supone una equivocación de más calado, una importante confusión, mal análisis o creencia falsa que lleva a una mala decisión, mientras que un fallo podría ser una ejecución imperfecta de un buen plan teórico. Los fallos casi siempre se pueden rectificar. Los errores a veces sí, a veces no. Pero eso no debe desanimarnos. Por eso Michael Jordan, el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, explica con total naturalidad que las numerosas veces que ha fallado son las que a la postre le condujeron al éxito. En realidad, prácticamente ninguno de esos fallos fue un error, sino el producto de una buena decisión mal ejecutada. A veces ni siquiera eso, ya que influyen otros factores como la fortuna, las lesiones y el talento del rival (hasta el sudor de una mano, que puede hacer que se resbale el balón). En definitiva, un fallo es la manifestación de una actitud activa, normalmente de liderazgo (aunque no es imprescindible), de determinación, de asunción de responsabilidad, de huida de la zona de confort. Desconfíe de las personas que nunca fallan, porque probablemente tampoco nunca acierten.

Por último, y para matizar conceptos, es curioso que el propio Jordan habla de fracaso. Curiosamente fracaso significa “resultado adverso”, por lo que apela simplemente al resultado final de una acción, algo que puede depender de mil factores, y no necesariamente al talento, grado de acierto, buena voluntad, o tino en la toma de decisiones de quien la emprende. Pero no se suele tener esa percepción tan liviana de este concepto. “Fracaso” es una palabra muy denostada y estigmatizada en la cultura española. Y muy temida, casi un tabú. Pero la normalización del fracaso es lo único que nos hace avanzar en la vida (profesional, personal…), porque si le profesamos un temor irracional esto nos va a paralizar. Y parálisis es inmovilidad. Pero la Administración Pública española necesita moverse. Necesita mejorar, especialmente en los tiempos que corren. Para mejorar hay que cambiar. Para cambiar hay que actuar. Y actuar significa fallar… ¡Y finalmente acertar!

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. NOSOLOAYTOS. WEB OFICIAL DE VÍCTOR ALMONACID LAMELAS 2020. AVISO LEGAL.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s