Manifiesto de puesta en valor del teletrabajo realizado por los empleados públicos durante el estado de alarma

Manifiesto de puesta en valor del teletrabajo realizado por los empleados públicos durante el estado de alarma

Desde la Asociación de Dirección Pública Profesional (ADPP) observamos con desagrado algunos titulares de prensa que lanzan a la sociedad mensajes relacionados con “la vuelta al trabajo de los funcionarios” que dan a entender que durante estos últimos meses los empleados públicos (por cierto, mejor esta denominación) no hemos trabajado. Sin embargo, y aunque en muchos casos la organización de este “teletrabajo de confinamiento” se estableció, por razones lógicas, de forma un tanto improvisada, los resultados han sido óptimos y podemos decir con orgullo que la inmensa mayoría de los servidores públicos han dado un paso adelante y han demostrado estar a la altura en tan terribles circunstancias. De otro modo no hubiera sido posible el mantenimiento de un nivel tan alto en los servicios públicos ni se hubieran tramitado iniciativas relacionadas con ayudas fiscales, empresariales o familiares que tan necesarias resultan en estos momentos.

Sin embargo, los titulares de prensa y otros tratamientos mediáticos ambiguos, que prácticamente asimilan no estar presente con no trabajar, no hacen ningún favor ni ayudan en modo alguno a poner en valor esos servicios públicos que tratamos de mantener, incluso incrementar, y desde luego suponen un desprestigio público de las personas que trabajamos en la Administración contra el que desde esta Asociación consideramos que debemos reaccionar por considerarlo totalmente injusto.

Por otra parte, este tipo de descrédito social genera un efecto dominó que acaba impactando, directa o indirectamente, en la convivencia laboral dentro de las organizaciones públicas, donde algunas personas teletrabajadoras que han demostrado un rendimiento más que aceptable (incluso superior a la época de presentismo) tienen que sufrir situaciones de acoso o de menosprecio por parte de sus compañeros y jefes, tanto en la escasa valoración del trabajo desarrollado a distancia (a pesar de que su medición es posible), como en el obsesivo y constante requerimiento a que regresen cuanto antes al trabajo presencial, en un momento en el que ni siquiera ha finalizado el estado de alarma, el virus sigue activo y la ley sigue manteniendo el carácter preferente del teletrabajo.

Por último, desde la Asociación de Dirección Pública Profesional abogamos por la regulación y la normalización del trabajo a distancia como modalidad de desempeño “normal” más allá de la presente situación de crisis sanitaria, habida cuenta de sus numerosas ventajas económicas, medioambientales, contra la despoblación rural, y de cara a la mejor efectividad de la conciliación y otros derechos de los empleados.

ADPPSuscribimos: Ferran Alberdi, Víctor Almonacid, Álvaro del Álamo,  María Pilar Batet, José Ángel Bernal, Óscar Briones, Gerardo Bustos, Concepción Campos,  Borja Colón, Elvira Culpian, María Dapena, Alberto de la Fuente, Fernando Gallego, Carlos Hernández, Nono Hernández, Virtudes Iglesias, Amalia López-Acera, Virginia Losa, Roberto Magro, Rodrigo Martín, Joana Miñarro,  Fernando Monar, Ascen Moro, Francisca Nuño,  Esther Pérez, Lucía Quiroga, Carmen Seisdedos, Jorge Serrano, Ana Sepúlveda, Maria José Suasi, Enrique Varela, Roque Videchea, Antonio Villaescusa.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Maria Jesus Mendiguchia Barrera dice:

    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s