Soy funcionario “de oficina”… ¿Debo ir a trabajar después del RDL 10/2020?

RDL 10 2020

No debe ir a trabajar, salvo contadas excepciones, pero debe trabajar, salvo contadas excepciones también. Para empezar, los empleados públicos pertenecientes a los distintos servicios administrativos quedan agrupados, de facto, en cuatro categorías:

  • a) Los esenciales que deben trabajar pero no pueden hacerlo a distancia: se requiere presencia (garantizando el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales).
  • b) Los esenciales que deben trabajar y pueden hacerlo a distancia: teletrabajo.
  • c) Los no esenciales que aunque no deben ir a trabajar pueden hacerlo a distancia: teletrabajo.
  • d) Los no esenciales que no deben ir a trabajar y no pueden hacerlo a distancia: “permiso retribuido recuperable”.

En efecto, el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19. Esta disposición está en vigor desde el domingo 29 de marzo a las 23:50.

Para empezar, la norma es totalmente aplicable a la Administración: “El presente real decreto-ley se aplicará a todas las personas trabajadoras por cuenta ajena que presten servicios en empresas o entidades del sector público o privado y cuya actividad no haya sido paralizada como consecuencia de la declaración de estado de alarma establecida por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo”. En primer lugar, a los efectos internos de la Administración vamos a equiparar los conceptos “persona trabajadora” y “empleado público” a fin de no generar diferencias artificiales entre personal funcionario y laboral. En cuanto a las excepciones, no se aplica, a los efectos que ahora interesan, a las personas trabajadoras que presten servicios en los sectores calificados como esenciales en el anexo del propio RDL; a las que se dediquen a actividades que deban continuar desarrollándose al amparo de los artículos 10.1, 10.4, 14.4, 16, 17 y 18, del Real Decreto 463/2020; y, ojo, a las personas trabajadoras que puedan seguir desempeñando su actividad con normalidad mediante teletrabajo o cualquiera de las modalidades no presenciales de prestación de servicios.

Por tanto, y primera conclusión, si usted ya se encuentra trabajando en su casa siga haciéndolo. No necesita ningún permiso retribuido recuperable. No le debe importar si es esencial o no, porque con su teletrabajo contribuye como el que más al fin de “reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19”.

¿Qué es un servicio esencial en la Administración? La Ley 8/2011, de 28 de abril, por la que se establecen medidas para la protección de las infraestructuras críticas. Según su art. 2.a), se entenderá por servicio esencial: “el servicio necesario para el mantenimiento de las funciones sociales básicas, la salud, la seguridad, el bienestar social y económico de los ciudadanos, o el eficaz funcionamiento de las Instituciones del Estado y las Administraciones Públicas”. Por tanto, teniendo en cuenta que la mayoría de empleados públicos son, en teoría, necesarios para el eficaz funcionamiento de las AAPP (no sean malos y no abran ahora un debate personalizado, hablamos de los puestos), prácticamente todos deberían trabajar o teletrabajar. 

02AA47FC-9133-40C3-A043-57305FDD2044
El teletrabajo gana enteros. Resuelva todas sus dudas aquí: “FAQ sobre teletrabajo en las AAPP durante el estado de alarma

¿Cómo se determinan exactamente los servicios esenciales en cada Administración? La Disposición adicional primera del RDL es específica para los empleados públicos: “El Ministerio de Política Territorial y Función Pública y los competentes en las comunidades autónomas y entidades locales quedan habilitados para dictar las instrucciones y resoluciones que sean necesarias para regular la prestación de servicios de los empleados públicos incluidos en el ámbito de aplicación del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, con el objeto de mantener el funcionamiento de los servicios públicos que se consideren esenciales”.

Será, por tanto, cada Administración, la que determine cuáles son, en su ámbito, dichos servicios esenciales. Después de todo, el artículo 6 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, establece que las comunidades autónomas y las entidades locales mantienen la competencia para la gestión ordinaria de sus servicios. En un Ayuntamiento, las facultades de organización de los servicios le corresponden al Alcalde.

Por último, dos menciones especiales:

  • Personal de empresas adjudicatarias de contratos del sector público. El permiso retribuido recuperable regulado en el real decreto-ley no resultará de aplicación a las personas trabajadoras de las empresas adjudicatarias de contratos de obras, servicios y suministros del sector público que sean indispensables para el mantenimiento y seguridad de los edificios y la adecuada prestación de los servicios públicos, incluida la prestación de los mismos de forma no presencial, todo ello sin perjuicio de lo establecido en el artículo 34 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.
  • Funcionarios de la administración local con habilitación de carácter nacional. Aquí se debe indicar que las funciones reservadas son, en cierto modo, servicios mínimos. Así lo indica el informe “Pautas para el ejercicio telemático de las funciones reservadas a Habilitados Nacionales”, elaborado por el Consejo General de COSITAL. “Según el art. 92 bis LBRL, son funciones públicas necesarias en todas las Corporaciones locales, cuya responsabilidad administrativa está reservada a funcionarios de administración local con habilitación de carácter nacional:
    • La de Secretaría, comprensiva de la fe pública y el asesoramiento legal preceptivo.
    • El control y la fiscalización interna de la gestión económico-financiera y presupuestaria, y la contabilidad, tesorería y recaudación.

Anexos.

actividades esenciales FEMP

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. NOSOLOAYTOS. WEB OFICIAL DE VÍCTOR ALMONACID LAMELAS 2020. AVISO LEGAL.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Aile dice:

    Buenas noches.
    Dices en tu explicación que este último RD es de aplicación a todos los empleados , incluidos los empleados públicos.
    Yo así lo entiendo, sin embargo en mi organismo (AGE) nos han enviado un email esta mañana aclarando que NO ES DE APLICACIÓN a los empleados públicos , siendo para ellos vigente una instrucción del 15 de marzo.
    ?????
    Gracias

  2. valmonacid dice:

    Cuidado con cierto tipo de interpretaciones que tienen un sesgo importante. No podemos decirles a los laborales que tienen que recuperar las horas cuando esto pase y a los funcionarios que se vayan a casa y nada más. Aunque no es mi criterio ni el de Anexpal, es preferible interpretar que no es de aplicación a ningún empleado público (ni funcionario ni tampoco laboral, ni de la AGE ni de ninguna otra entidad pública), que introducir esas diferencias injustas y problemáticas de gestionar. Pero aún dejando así las cosas, igualmente esto resultaría difícil de explicar a la sociedad (¿por qué los funcionarios son diferentes?). No estamos hablando de médicos y policías, que son valiosos, esenciales y presenciales, sino de otro tipo de perfiles que desde luego no van a salir reforzados con esta crisis.

  3. Roberto Luis Cardona Serra dice:

    vivo en un pueblo de Ibiza y tengo unos animales en un terreno a 5km que puedo hacer

  4. Javier Acitores Durán dice:

    Soy funcionario de la AGE y, dos días después de la entrada en vigor del RDLey 10/2020, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública no ha dictado aún instrucción o resolución alguna en desarrollo de lo dispuesto en la Disposición Adicional Primera del citado Real Decreto-Ley.
    Ello plantea la duda de si siguen vigentes las últimas Resoluciones del Secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública de 10 y 12-mar-2020, a la vista de las cuales los distintos responsables de Recursos Humanos de la AGE han venido planificando la prestación de los respectivos servicios públicos, o si, por el contrario, hay que entender derogadas implícitamente ambas resoluciones.
    En mi humilde opinión, basta leer el encabezado y el Preámbulo del RD-Ley para concluir que éste parte de que el status anterior, bajo el cual se dictaron aquellas resoluciones, ha cambiado a peor: “resulta necesario adoptar nuevas medidas que profundicen en el control de la propagación del virus y evitar que el acúmulo de pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos lleve a su saturación”, y, en particular, en el ámbito laboral, “limitar al máximo la movilidad … para todo el personal laboral por cuenta ajena que preste servicios en empresas o entidades del sector público o privado que desarrollan las actividades no esenciales”.
    Es decir, en virtud de este RDLey se ha invertido la situación jurídica: ahora la regla general es que los empleados públicos y privados permanezcan en sus domicilios, teletrabajando o bajo el permiso retribuido que dicha norma crea, y que sea la excepción (y, por tanto, de necesaria interpretación restrictiva, ex art. 4.2 del Código Civil), trabajar presencialmente en el lugar de trabajo, en tanto en cuanto el empleado no se encuentre previamente de baja o suspendido (art. 1.2 del RDLey).
    Por todo ello, y ante la falta de Disposiciones Transitorias del propio RDLey aquí aplicables, entiendo que las Resoluciones referidas del Secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública han sido derogadas implícitamente por esa regla general del art. 1.1 de aquella norma, DEBIENDO PRESUMIRSE, por tanto, EL OTORGAMIENTO AUTOMÁTICO DE DICHO PERMISO RETRIBUIDO A TODOS LOS EMPLEADOS PÚBLICOS incluidos en el ámbito de aplicación del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, EN TANTO EN CUANTO aquella Secretaría de Estado para el ámbito de la AGE, o las autoridades competentes de las CC.AA. o de las Entidades Locales, NO DICTEN LAS OPORTUNAS INSTRUCCIONES Y RESOLUCIONES en aplicación de la Disposición Adicional Primera de dicho RDLey, en particular, definiendo y regulando la prestación de servicios necesarios para mantener el funcionamiento únicamente de aquellos servicios que esas respectivas autoridades competentes establezcan como esenciales.

  5. Antonio jerez herrera dice:

    Buenas. Tardes! Se puede saber si para estar trabajando en Registro deDocumentos con la plataforma Geiser hace falta estar habilitado por parte de la administracion en la que trabajas? O solo por el hecho de ser funcionario no hacefalta de acuerdo con la nueva ley de procedimiento administrativo 39/2015. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s