Estado actual (real) de la implantación de la administración electrónica

Cuando uno trabaja en las trincheras, cubierto de barro, conoce datos y sobre todo situaciones que no aparecen en las grandes estadísticas y ránquines europeos. Cuando uno está en contacto con la gente que pelea todos los días para tratar de mejorar los procesos administrativos en los varios miles de entidades públicas españolas, conoce de primera mano la realidad. ¿Cuál es el estado actual (real) del interminable proceso de implantación de la administración electrónica en España? La respuesta la encontramos en la misma realidad. A continuación tan sólo compartiremos algunas de las “anécdotas” acaecidas en las últimas semanas…

1.- Esa asombrosa costumbre de imprimir documentos electrónicos. La semana pasada tuve el placer de impartir un par de clases en el Máster en Gestión de Políticas Públicas de la UIB. Una de las alumnas, funcionaria de una entidad que por supuesto no voy a revelar, me pregunta en qué ha podido ser beneficiosa la factura electrónica si luego es necesario imprimirla igualmente y pasarla por triplicado para que tres altos cargos la firmen a boli. Le contesté, disimulando mi asombro, que no sólo no es necesario hacer eso sino que en modo alguno debemos hacer una cosa así. Siguió avanzando la clase y más adelante me pidió que le explicara la razón por la que se debía compulsar un documento digitalizado. Le dije que la digitalización era una copia auténtica, y que compulsar un documento electrónico (bien nacido así en origen o bien digitalizado a partir de un documento en papel) era una redundancia absurda tan innecesaria como incorrecta desde cualquier punto de vista. También le dije que la compulsa tradicional, consistente en un cotejo visual y en el estampado de un matasellos de tinta, había desaparecido, por lo que en realidad ya no debíamos compulsar nada, ni eso ni nada. Tras esta segunda pregunta fui yo quien le pregunté a ella por qué hacían todas estas cosas. Me dijo, bastante apurada, que no sabía por qué, y que precisamente por eso me lo había preguntado a mi. A esto le contesté que yo tampoco lo sabía, pero que sí le podía decir, con total certeza, que todos esos trámites duplicados son incorrectos, totalmente innecesarios y carecen por completo de base legal, por lo que sería una buena idea que su organización se replanteara si tiene algún sentido mantenerlos. Por último, la alumna me pidió encarecidamente que no revelara jamás a sus jefes y compañeros que ella había formulado en un curso este tipo de preguntas.

Martínez Soria
Gesto de algunos empleados públicos cuando escuchan que determinado trámite, que consideran intocable, es en realidad absolutamente prescindible. En el fotograma el gran Paco Martínez Soria

2.- Cuesta mucho eliminar documentos cuya “presencia en el expediente” parece que nos hace sentir mejor. Hace poco publiqué la entrada “Los 10 documentos más innecesarios que pide la Administración“, aplaudida por muchos y criticada o simplemente no compartida por bastantes. A raíz de la misma, no son pocas las personas que me han preguntado, con mucha educación y respeto por mis opiniones la verdad, cómo es posible que diga que no es necesario exigir esos documentos a los interesados. En este sentido, mis dos eliminaciones más cuestionadas son:

  • Certificado de cuenta bancaria. El clásico “alta de terceros”, respecto del cual usted nunca convencerá a un tesorero, ni siquiera a uno de los mejores que es con quien hablé, de que no es necesario. Y por supuesto se entiende que es una carga del ciudadano obtener ese documento del banco (un documento por el que ahora dichas entidades cobran, por cierto), y en ningún caso es obligación de la Administración verificar por sus propios medios que ese número de cuenta es real y correcto.
  • Certificado de que el Alcalde es el Alcalde. El otro día también hablé con otro compañero que me llamó en relación a este tema (fue una conversación en verdad cordial). En estas llamadas que recibo, casi siempre amables y comprensivas con mi parecer, las personas con las que hablo buscan de que yo les convenza de algo que en el fondo están deseando aplicar. En este caso le dije al compañero que existen mil maneras de verificar, incluso por notoriedad, que el Alcalde es el Alcalde (por ejemplo el acta de la sesión constitutiva o la propia firma electrónica del Alcalde en numerosos documentos y trámites), y que quien piensa que esto sólo lo puede certificar el secretario, quizá un día se levante de la cama más desconfiado de lo habitual y considere que es necesario incorporar al expediente un certificado de que el secretario es el secretario, razón por la cual puede certificar que el Alcalde es el Alcalde.

Curiosamente, la eliminación del famoso certificado “de pernocta” del INAP no ha sido cuestionada por nadie… Excepto por el propio INAP, por supuesto, que es quien lo pide y lo seguirá pidiendo hasta que el peso de estos certificados (expedidos por supuesto en papel por ese incuestionable fedatario público que es el recepcionista de un hotel) derrumbe el edificio de la calle Atocha. Personas de dicha entidad ya han manifestado, indignadas, que jamás rectificarán. “Antes muerta que sencilla”…

3.- Diputación sin reputación. Hace unos días se celebró una jornada sobre administración electrónica organizada por una Diputación provincial en la que los asistentes, empleados públicos de los Ayuntamientos de su término provincial, preguntan a los ponentes cómo pueden adherirse a la plataforma de otra Diputación que sí asiste a los Ayuntamientos y sí tiene un producto aceptable. Está pasando.

4.- Tablón de edictos “electrónico con papel”. 

Seguramente han necesitado ver la foto varias veces para creerlo. Yo quiero pensar que la persona que ha decidido pegar con celo un aviso en papel sobre una pantalla apagada, lo ha hecho con buena intención. Pero cosas como esta producen tristeza, no ya sólo por la horrible imagen que se transmite, sino porque tras un acto así subyacen muchas cosas (taras organizativas y culturales) y ninguna es buena, y porque uno piensa que simplemente evitando estas barbaridades, sin demasiados alardes ni “inteligencias artificiales”, la Administración sería un lugar mucho mejor.

5.- Fotocopia compulsada del DNI. Un clásico. No pocas bases de los procesos selectivos actuales siguen exigiendo documentos como la famosa copia, a veces compulsada y a veces “fotocopia a secas”, del DNI; o directamente la presentación de todos los documentos de la fase de concurso de méritos en el formato papel original o como copia compulsada. Otras bases impiden expresamente a los aspirantes la posibilidad de presentar su instancia por medios electrónicos (en ocasiones estableciendo una preferencia expresa por las Oficinas de Correos y, sólo en su defecto, las oficinas de la Administración).

Podría decir más, pero estoy convencido de que el mensaje ya ha quedado claro… Mientras tanto, muchas personas siguen sin entender lo que es administración electrónica, limitándose a efectuar un burocrático y descerebrado cambio de formato, muchas veces sin renunciar a la versión en papel de los mismos documentos. Otras personas, que en ocasiones son las mismas, siguen explotando de forma maliciosa los topicazos, unos clichés muy propios de esta era de posverdad, como el supuesto perjuicio a las personas mayores (cada vez estoy más convencido de que algunos jóvenes son más “viejos” que muchos mayores), o que esta es una fiesta carísima. Claro, como si no reducir las cargas y los trámites, y no automatizar los procesos, no fuera infinitamente más caro.

Y todo esto ocurre ahora mismo, prácticamente mientras escribo. Y mientras usted lo lee. Y todas las anécdotas han ocurrido, como decíamos, en las últimas semanas. En 2020 en todo caso, ni en 1986, ni 96 ni 2006. Ni siquiera en 2016…

2020…

En definitiva esta es la realidad, nos guste o no (conste que yo soy en primero al que le desagrada profundamente, pero no por ello debo dejar de decirlo). Este, queridos lectores, es el estado actual de implantación de la administración electrónica (o digital, que sé que a algunos les entusiasma el término), en España. Todo lo demás que escuchen y lean se mueve entre dos grupos no siempre fáciles de diferenciar:

1.- Las honrosas excepciones.

2.- El humo “bien vendido”.

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. NOSOLOAYTOS. WEB OFICIAL DE VÍCTOR ALMONACID LAMELAS 2020. AVISO LEGAL.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. José Manuel dice:

    Todo lo cuentas sigue pasando Víctor, y más…. y no precisamente te en las EELL pequeñas… sin que sirva de Consuelo la situación es peor en algunas entidades instrumentales estatales, las Confederacions Hidrográficas son en general un ejemplo de ello…

  2. Vero dice:

    Hoy he tenido que ir presencialmente a llevar una fotocopia de mi dni y de mi titulación, ambos documentos presentados con mi certificado electrónico en la sede electrónica del Ayuntamiento en cuestión para una oposición. Lo absurdo de tener que “compulsar” mi dni aún entraba dentro de lo habitual presentando instancias de oposiciones en Ayuntamientos, pero tener que imprimir un documento electrónico (el resguardo que me envió la UNED del título de Grado, con el código de la propia UNED) porque “no estaba compulsado” me ha parecido alucinante. Y el colmo es la reacción de la funcionaria, como si no hubiese visto un documento electrónico en su vida, y que necesitaba una copia auténtica, así que se ha hecho fotocopia en blanco y negro de la impresión en color que le he llevado, para estampar el sello de “compulsa”. Total, que he salido con las funcionarias enfadadas conmigo por cuestionar la necesidad de la compulsa de mi dni y de tener que ir a llevar una fotocopia de un documento electrónico… Aún me ha dejado caer como que mi dni tenía que ir a la policía a que me lo compulsaran. No sé, esperaba que estas cosas estétiles, y ahora en pandemia hasta contraproducentes, dejaran de suceder en 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s