Feliz Navidad… ¡Y feliz 2019!

Felicidades

La vida sería trágica si no fuera divertida.” (Stephen Hawking)

Aún me encuentro inmerso en un retiro voluntario que me permito aconsejar a todo el mundo (de hecho compartiré aquí mismo los impactos positivos de abandonar las RRSS durante un mes). Un retiro, por ser exactos, de algunas redes, ya que si como red cuenta este blog cabe decir, como bien sabe el lector habitual, que no hemos dejado de escribir durante estos días. Días que, sumados a los 300 y pico anteriores, nos han traído hasta aquí. Rápidamente ya ha pasado otro año. Personal y profesionalmente uno de los más apasionantes de mi vida. El resto del mundo está bastante peor, lo cual nos provoca sobre todo un par de sensaciones simultáneas encontradas, y casi contradictorias: un sentimiento afortunado pero al mismo tiempo una gran preocupación por el presente y sobre todo por el futuro de la Humanidad. Una Humanidad plagada de problemas francamente graves, algunos de los cuales ponen en peligro nuestra propia supervivencia como especie. Por tanto sentimos una cierta alegría, pero al mismo tiempo preocupación y responsabilidad. Como suponemos que también las siente o debería sentirlas cualquier persona, repetimos, afortunada, y que por ello tiene la obligación moral y la capacidad de hacer “algo”. Algo que probablemente siempre es menos de lo que nos gustaría, pero todo suma y por eso debemos aportar o seguir aportando nuestro granito de arena. Y así, prácticamente en el mejor y peor momento del año, llegamos a su fin.

Es ya una tradición para nosotros en estas fechas (vean en los Anexos a la entrada la evolución de nuestro verbo en los últimos años) el intentar expresar de una manera más o menos poética, o cuanto menos rimada, lo que significa para nosotros la Navidad y el cambio de año, o mejor dicho: esta Navidad y este cambio de año, porque estos momentos siempre nos hacen sentir algo parecido pero también algo distinto, según las circunstancias y el contexto (lo cual influye en el texto).

Y como en 2018 nos han vuelto a dejar personas importantes de nuestra Historia reciente, nos hemos permitido incluir un homenaje a Stephen Hawking y Montserrat Caballé, así como un pequeño guiño final a Stan Lee. Pues eso, lee:

Feliz Navidad.

Y feliz 2019 (qué barbaridad).

Esto avanza a toda velocidad.

2019, hay que ver ¿verdad?

O mejor que ver: “hay que mirar”.

Pero mira cómo beben… en 2019.

Muchos retos de futuro.

Quizá queda lo más duro…

Todo avanza muy deprisa,

excepto la Administración.

Lo mejor, aunque el tema sea serio, es tomárselo a risa,

quizá para ocultar la decepción.

La vida sería trágica…

si no fuera divertida

dijo Stephen Hawking (descanse en paz)

La ciencia fue su vida.

La física es veraz.

Pero la tecnología parece mágica.

Por eso la ética

es tan importante.

Lo cierto es que estamos en un momento interesante.

Pero no por la política

(2019 es año electoral

y debo ser uno de los pocos a los que les da exactamente igual)

sino por la analítica.

La (r)evolución tecnosocial es mucho más relevante

(y mucho menos repelente).

Muchos retos de presente

Como el de construir un mundo sano.

La tecnología debe orientarse al desarrollo del ser humano

y a la protección del medio ambiente.

Y quien diga lo contrario, miente.

Automaticemos lo más aburrido

y reservémonos el arte

(como la música, aunque Caballé se haya ido).

Solo otra persona puede amarte.

El ser humano da un valor añadido.

Vayamos por ahí. Trabajemos eso.

Objetivo: que el mundo salga ileso.

Que recupere su brillo.

No será sencillo.

Es el rizo que se riza.

Adiós, Ibiza.

Y si está cerca el final, que no sea largo.

Ni amargo.

Que sea rápido y dulce, como comerse un bizcocho.

Adiós 2018.

Te dejo preparando tu partida…

Y ya como despedida:

Gracias, vida.

P.D.: No lo dije ningún año anterior:

¡Excelsior!

Un año más os dejo con una obra de arte, una joya musical fuera del alcance de las capacidades de los robots, por mucho que evolucionen. Un famoso tema que no por archiescuchado pierde fuerza. El dúo épico de dos de las mejores voces de la Historia: la gran diva de la ópera que nos ha dejado recientemente, y el recordadísimo talento del líder de Queen, más presente que nunca tras el estreno, también hace tan solo unas semanas, de la maravillosa Bohemian Rapsody.

Que 2019 sea el mejor año de tu vida. Felicidades. Felicidad es.

Freddie Mercury & Montserrat Caballé – Barcelona (Live at Ku Club Ibiza, 1987):

© Todos los derechos reservados. Nosoloaytos. Web oficial de Víctor Almonacid Lamelas 2018. Aviso legal.

Anexos:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s