Entrevista a Luis Enrique Flores (Secretario General del Ayuntamiento de Sevilla)

Hoy tenemos el placer de publicar la entrevista realizada a mi compañero Luis Enrique Flores Domínguez, Secretario General del Ayuntamiento de Sevilla y profundo conocedor de la realidad local española. A continuación compartimos sus opiniones sobre temas tan diversos como la Ley de racionalización, los pequeños municipios, Smart City, corrupción y, por supuesto, los funcionarios con habilitación de carácter nacional.

Víctor Almonacid.- Después de 5 años… ¿Qué balance podemos hacer del impacto de la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local?

Luis Flores.- Más oscuros que claros. Una reforma que tenía claro el objetivo pero que no supo articularlo técnicamente, como lo demuestra toda la doctrina que el TC ha vertido sobre la misma. Ya en febrero de 2014, en informe que emití para la Junta de Gobierno Local, advertí de la inconstitucionalidad del sistema competencial que diseñaba la Ley, y sobre el que quería pivotar la reforma.

Lo peor, la imagen que sembró de la Administración Local como la gran derrochadora del Estado, lo que era absolutamente incierto, y la situación a la que llevó a nuestros compañeros interventores, puestos frente al gobierno local y, en muchos casos, incluso  frente a los secretarios. Alguna herida ha quedado y hay que reparar.

Luis Enrique Flores
Luis Enrique Flores en Plena conferencia. Suele ser muy claro y directo

V.A.- Usted desempeña el puesto de Secretario General en una gran ciudad pero ¿qué medidas considera que deben llevarse a cabo para dotar de medios a los pequeños Ayuntamientos a fin de afrontar retos como el de la administración electrónica?

L.F.- El problema es más amplio. Los pequeños municipios tienen muchas carencias y es lógico que, salvo excepciones, no entre en las prioridades de sus gobiernos invertir en administración electrónica porque no ven la ventaja a corto plazo. Por tanto las medidas deben ser de una doble dirección: de un lado, mentalizar a los gestores de las ventajas y utilidades que reportan estas herramientas; de otro lado, el necesario y decisivo papel de las Diputaciones en la ayuda a las inversiones necesarias para proveer de los medios adecuados.

V.A.- ¿Por qué es tan importante que precisamente en estos municipios estén cubiertas las plazas reservadas a funcionarios con habilitación de carácter nacional?

L.F.- Lo primero, y no lo olvidemos, porque es una exigencia legal y nos estamos acostumbrado demasiado a que las leyes no se cumplan y no suceda absolutamente nada. Lo segundo, y más decisivo, porque si admitimos que estos funcionarios constituyen una auténtica garantía en el funcionamiento de la Administración Local no alcanzamos a entender por qué los ciudadanos residentes en estos pequeños municipios se ven privados de esa garantía.

V.A.-  Una pregunta complicada: ¿por qué cree que es tan difícil acabar definitivamente con la corrupción?

L.F.- Porque las leyes no pueden cambiar la condición humana.

V.A.- Volviendo a las grandes ciudades: ¿considera importante el desarrollo de proyectos Smart City? En su ciudad parece interesante la iniciativa ‘Sevilla Smart Accesibility, Tourist and Events’…  

L.F.- Los proyectos son interesantes si mejoran la eficiencia en el funcionamiento de la Administración y la calidad de vida de los ciudadanos. Cuando la herramienta se convierte en un fin en sí mismo más que ayudar se convierte en un problema y en una ineficiencia. Por ello considero absolutamente imprescindible un diagnóstico previo de la situación que se pretende abordar y, en función ello, dimensionar un proyecto que ayude en concreto a resolverla. Me temo que, en ocasiones, se sobredimensionan las soluciones para aplicar unos remedios que nos presenten como pioneros en la utilización de estas técnicas.

V.A.- Tenemos el dato de que en los próximos 12 años se van a jubilar un millón doscientos mil empleados públicos… ¿Cubrimos los mismos puestos por nuevos funcionarios o más bien es el momento de amortizar algunos de esos puestos de trabajo y cambiar las estructuras organizativas y funcionales?

L.F.- Resulta absolutamente necesario redefinir las funciones que están reservadas a funcionarios porque seguimos en esquemas y claves de mediados del siglo pasado. Hay tareas que asumirá la administración electrónica y otras que, perfectamente, podrán desarrollarse incluso desde casa. Esta realidad que ya está aquí no la estamos gestionando bien, y seguimos con los auxiliares, administrativos y técnicos del siglo XX. No van a hacer falta tantos empleados públicos, sino un nuevo entendimiento de las funciones reservadas, que considero deben ser fundamentalmente las de dirección, gestión e inspección.

V.A.- Y ya para acabar… ¿Nos falta humor en la Administración?

L.F.- Nos falta humor en la vida, vivimos con un estrés y unas ambiciones desmedidas. Y como pregunta mi madre “¿alguien ha visto un camión de mudanza detrás de un entierro?”, pues eso, que no nos vamos a llevar nada. Así que vamos a relajarnos porque nos sentiremos mejor y prestaremos un mejor servicio a los ciudadanos.

© Todos los derechos reservados. Nosoloaytos. Web oficial de Víctor Almonacid Lamelas 2018. Aviso legal.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s