15 emoticonos presentes en algunas organizaciones públicas

¿Recuerdan 10 (arque)tipos realmente tóxicos en una organización pública?

Bien, como se supone que somos innovadores vamos a emular aquella entrada utilizando ahora el moderno lenguaje de los emoticonos (no nos gusta mucho el término emoji) de Whatsapp. No se engañen: aunque los más “mayorzotes” los usamos simplemente para dar énfasis al texto que acompañan, les aseguro que los jóvenes los utilizan como medio casi exclusivo de comunicación (junto con los mensajes de voz, todo menos escribir), con lo cual volvemos a la escritura jeroglífica, no negarán la analogía.

emojis vs jeroglifico

Y como no faltarán los susceptibles, como entonces (hay que ver qué cierto aquello de que quien se pica ajos come), matizamos diciendo que se trata de “15 perfiles profesionales representados por emoticonos que quizá podrían estar presentes en algunas organizaciones públicas contadas, y que en ningún caso se refieren a usted que lo está leyendo”. Bien, empezamos:

emoji pensativo1. Emoticono pensativo. Conste que no es nada malo ser reflexivo en la Administración, y desde luego no debemos precipitarnos. Pero… ¿verdad que dirían que tienen algún compañero que peca de ser excesivamente “teórico”? Se trata de aficionados a los grandes debates doctrinales. Estos perfiles mejor en la Universidad, porque en un Ayuntamiento o Diputación lo que hay que hacer es gestionar. Peor aún si el sujeto en cuestión se pasa de dubitativo, ya que la inseguridad es algo muy contagioso. En todo caso no es bueno que la Administración esté llena de filósofos poco resolutivos que nunca pasan a la acción, porque el servicio público demanda legalidad, por supuesto, pero también agilidad, eficacia y eficiencia.

emoji enfadado2. Emoticono enfadado. La mala leche podría tener un origen genético, ya que parece presente en el ADN de algunas personas. Tienen la más que dudosa “virtud” de convertir el centro de trabajo en un lugar mucho peor. Mal asunto cuando tenemos cerca en el trabajo a alguien con el ceño continuamente fruncido, y muy malo cuando alguna mente brillante ha tenido el desatino de ponerlo en atención al público. Suelen acompañar su semblante malcarado de una actitud quejumbrosa, por lo que podría solaparse con el siguiente emoticono.

emoji que pierde la paciencia3. Emoticono indignado. Ya sabemos que el mismo vaso se puede ver medio lleno y medio vacío, y que, sin duda, en las organizaciones públicas debemos lidiar con muchos “marrones”, alguno de los cuales ni siquiera nos debería haber tocado. Esto suele pasar, de modo que lo mejor es aceptarlo con buena actitud. Nada más lejos de la realidad en el caso de los perfiles “emoticono indignado”, grandes expertos en gruñir, resoplar y refunfuñar por todo, por lo malo porque hay motivo, y por lo no tan malo porque así prefieren verlo. Un enfoque a nuestro juicio muy erróneo pero que ellos sabrán en qué les beneficia. Suelen defender en ocasiones teorías conspiratorias del Universo contra su persona. El lunes a las 8 AM les parece un momento espantoso de la semana, solo superado por el 1 de septiembre. No piensan, por cierto, que tienen un trabajo al que regresar (siempre hemos dicho que el síndrome postvacacional no es un problema para quienes por desgracia están en el paro). emoji alien

4. Emoticono alien. ¿Alguna vez han sentido que les espiaban los extraterrestres? ¿Creen que hay alienígenas infiltrados entre los humanos? Yo hay días que pienso que sí. emoji feliz

5. Emoticono feliz. Escaso, pero de agradecer. Aunque hasta cierto punto, ya que un subgrupo dentro del perfil “emoticono feliz” puede llegar a (de)mostrar una actitud excesivamente despreocupada y en ocasiones poco profesional. En todo caso no te amargan demasiado la existencia como los anteriores. Happy Happy.

emoji que se agobia6. Emoticono agobiado. Hablábamos de vasos medio llenos y de vasos medio vacíos. Bien, hay quien se ahoga en el vaso. Estos perfiles no tienen, necesariamente, mala actitud, pero por lo que sea se agobian ante el volumen o la dificultad del trabajo. Quizá sea un problema de falta de formación o quizá, y puede que más probable, una cuestión de enfoque. Y es que tan importante es ser un profesional serio y responsable como ser una persona que sabe vivir y separar perfectamente su trabajo de su vida personal. Y en esto sí podrían inspirarse en los emoticonos felices.

emoji nokeado7. Emoticono noqueado. Es el “agobiado” llevado a su máximo extremo. Digamos que la fase siguiente, la vuelta de tuerca a peor. Es el abatimiento total, la debacle profesional, la viva imagen de la derrota. Cierto es que todos nos hemos sentido así en alguna ocasión. De esto se sale.

emoji que llora8. Emoticono llorón. Similar al indignado, pero dando mucha más penita. Perfil desdichado, desgraciado, víctima (o victimista) donde los haya. Consciente de no ser muy resolutivo, se siente relativamente cómodo entre sollozos, ya que quizá entre lágrima y lágrima venga un compañero y le resuelva el problema. Por supuesto nunca tiene la culpa de nada porque el culpable es, como no puede ser de otra manera, quien le ha hecho llorar (o quien le ha hecho simular que llora). O quizá no sea una persona, sino un problema complicado de narices, un marrón comparable a los de “agobiado” pero que aúna dificultad con verdadera mala suerte. Sin embargo, a diferencia del tal agobiado, “llorón” nunca llega a noqueado. Por algo será…

emoji guiño9. Emoticono simpático (guiño). Vivarachos, pillastres, personas con habilidades sociales, incluso seductoras. Caen bien a casi todo el mundo. A veces esa simpatía es sincera y connatural al tipo, mientras que en otras ocasiones puede ser instrumental. Suelen centrar la atención en los actos lúdicos (cenas, actividades, eventos) más que en los estrictamente profesionales. Y suelen transmitir buenas vibraciones, aunque quizá no a todos, por lo que en todo caso su presencia se puede calificar como positiva.

emoji berenjena10. Emoticono berenjena. Pudo ser en origen un perfil guiño, pero se ha desbocado. Trascendiendo la mera simpatía, y más bien rozando el acoso (lo cual es algo, por cierto, muy serio), actúa y habla, hace y dice, de manera monotemática, centrado casi de forma exclusiva en el apareamiento (sinómino del cual es la palabra “ayuntamiento” ¿lo sabían?). Se trata de perfiles que, en el mejor de los casos, resultan muy cansinos.

emoji de campo en playa11. Emoticono “de campo y playa”. Recuerden que “emoticono feliz” era sospechoso de pasotismo. En el caso de este tipo, de sospechoso nada: lo es. El Mundo se puede acabar mañana que ya les digo que le da exactamente igual. Es el antónimo químicamente puro del perfil “agobiado”. Si necesitan que alguien arrime el hombro, no cuenten con él.

emoji baile12. Emoticono bailarina. No confundir con el anterior. Ni tampoco con “guiño”, aunque también este perfil es dinámico y jovial. En este caso, sin embargo, no persiguen la aprobación social sino que simplemente muestran su optimismo tal cual. Y es que hay personas que, por lo que sea, son especialmente pizpiretas. En ocasiones rozando la coquetería. Bueno, no es un gran defecto. Tienen buen carácter, alegran, suman.

13. Emoticono agradecido. Qué pocas veces agradecemos a un compañero/a el trabajo bien hecho, y qué poco costaría, y cuánto se re-agradece (servidor el primero). Aún hay despistados que piensan que las personas se mueven siempre por el dinero, y que esta es la máxima aspiración de un trabajador emoji que se ruboriza¿Creen de verdad que si simplemente todos cobráramos un poco más aumentarían la motivación y el rendimiento? Pues no, un buen ambiente de trabajo en el que las tareas salen y en consecuencia son frecuentes las buenas palabras y el “buen rollo” (o viceversa, porque esas dos cosas son causa y efecto), es el lugar en el que todos querríamos trabajar. Y es que la mayoría de personas somos agradecidas. Los cumplidos dan un poco de vergüenza pero ¿a quién no le gustan?

emoji angelical14. Emoticono Santo. Pío, pío, que yo no he “sio”... Santos hay de dos tipos: los que lo son y lo parecen y los que solo lo parecen. Cuidado con los segundos.

15. Emoticono carcajada. Del mismo modo que no vamos sobrados de buen ambiente o buenas palabras, tampoco estarían de más unas cuantas risas, de vez en cuando, en las organizaciones públicas. Puede parecer poco serio, y desde luego no digo que nos pasemos el día tronchándonos, pero reír, incluso reír con ganas, cuando la situación objetiva o incluso subjetivamente da lugar a ello, es una de las cosas más sanas que puede hacer una persona. Un consejo: nunca se aguante una carcajada. Aunque le pillen.

emoji risaY hasta aquí esta peculiar entrada. Espero haberle arrancado, precisamente, una carcajada, pero si ha sido la carita indignada o la enfadada le envío mis disculpas. Y también mis condolencias (simultáneamente).

Bonus track

16. Emoticono “caca”. Pues eso.

emoji caca

Y un regalito para acabar…

© Todos los derechos reservados. Nosoloaytos. Web oficial de Víctor Almonacid Lamelas 2018. Aviso legal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s