10 palabras de la jerga administrativa que alucinan a la ciudadanía

Hablábamos hace poco de la dificultad que tienen las “personas normales” de entender párrafos como este:

“Habiendo sido considerado y tenido en cuenta según el fundamento jurídico decimonono en el que se cita el artículo 37 quater referido ut supra…”

Silencio administrativo
Silencio administrativo

Pero más allá de la necesidad de utilizar un lenguaje claro para comunicarnos con la ciudadanía (salvo que queramos que no nos entiendan, teoría esta que tiene sus defensores, créanme), en la Administración manejamos un vocabulario que ya incluso en la Ley encaja de manera artificial (son expresiones que se heredan de la antigua tradición normativa), y que en el lenguaje moderno no tienen absolutamente ningún engarce. Nos hemos permitido recopilar las diez palabras o expresiones, de uso común en la jerga administrativa, que más asombro causan al sufrido ciudadano que recibe una notificación o lee unas bases. Conste que la selección podría ser mucho más extensa. Quedan fuera expresiones como “despacho extraordinario” (la gente piensa que es un despacho muy grande, de esos que tienen minicampo de golf), “persona física” (suena a “persona humana”), o “texto refundido” (como el queso), pero hemos seleccionado una especie de TOP10. Utilizaremos el método de la cuenta atrás, como en la NASA:

10. Órgano. Simplemente se presta al cachondeíto, sobre todo ahora cuando decimos que “las relaciones con el órgano” deben ser electrónicas.

9. Apercibimiento. Derecho sancionador. Es como una amonestación verbal del árbitro; menos que tarjeta amarilla. Choca, pero se entiende bastante.

8. Hecho imponible, base imponible, base liquidable… Son conceptos de derecho tributario, y que en ocasiones podemos ver en los recibos de los impuestos que religiosamente pagamos. El contribuyente piensa que lo de imponible viene de que te lo imponen (lo cual es etimológicamente exacto), y que lo de liquidable significa que te liquidan (aquí la interpretación es más libre).

7. Oficio (de). Se trata de una forma de iniciarse el expediente, y también podría ser un tipo de documento, si bien la gente relaciona esta palabra con una profesión, como médico, fontanero o… funcionario.

6. Silencio administrativo. La administración tiene la obligación de resolver, pero como muchas veces no lo hace entonces se entiende la expresión de que guarda silencio (veáse emoticono). En realidad tiene sentido (la expresión, no que no se conteste).

5. Interesado/a. Asombra mucho a una persona que se la considere interesada en determinados expedientes, por ejemplo los de tipo sancionador (multas), en los que de verdad que no tiene ningún interés.

4. Justiprecio. En los expedientes de expropiación forzosa se llama así al importe de la indemnización que fija la Administración a cambio de ocupar el bien. De acuerdo en que es un precio; lo que choca es que no suele ser considerado “justi”.

3. Condonar/condonación. Valga lo dicho en el comentario sobre el órgano, con lo cual dése por reproducido (aunque en teoría impide reproducirse).

2. Otrosí. Es lo que viene después de un “sí”. Si fuera un “no” que viniera después de un “no” se llamaría “otrono”.

1. Amojonamiento. Y es que hablando así, al sufrido ciudadano lo tenemos amojonado.

© Todos los derechos reservados. Nosoloaytos. Web oficial de Víctor Almonacid Lamelas 2017. Aviso legal.

Anuncios

3 thoughts on “10 palabras de la jerga administrativa que alucinan a la ciudadanía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s