Las bonificaciones por “pronto pago” en la Ley 39/2015

Sirva la presente a modo de brevísimo comentario sobre la regulación de las bonificaciones por “pronto pago” y por “reconocimiento”, dentro de los procedimimentos sancionadores regulados en la Ley 39/2015.

Fuentes como esta noticia, y la mayor parte de la doctrina, abogan por reducciones del 40% o más en el importe de la sanción si se dan las citadas circunstancias:

La reforma ahora planteada permite generalizar la reducción de las sanciones pecuniarias con independencia del ámbito de actuación en el que hayan sido impuestas. El proceso habilitado en la nueva ley garantiza dos tipos de rebajas que son acumulables entre sí. De un lado se establece una quita de, al menos, un 20% cuando los presuntos responsables reconozcan voluntariamente los hechos que son objeto del procedimiento. En segundo término, si además de admitir esta responsabilidad realizan el pago voluntario anticipado de la multa, podrán obtener un recorte de otro 20%.

Sin embargo, para nosotros, dicha acumulación de reducciones no es legalmente posible. El artículo 85 LPA (terminación en los procedimientos sancionadores) señala literalmente:

1. Iniciado un procedimiento sancionador, si el infractor reconoce su responsabilidad, se podrá resolver el procedimiento con la imposición de la sanción que proceda.

2. Cuando la sanción tenga únicamente carácter pecuniario o bien quepa imponer una sanción pecuniaria y otra de carácter no pecuniario pero se ha justificado la improcedencia de la segunda, el pago voluntario por el presunto responsable, en cualquier momento anterior a la resolución, implicará la terminación del procedimiento, salvo en lo relativo a la reposición de la situación alterada o a la determinación de la indemnización por los daños y perjuicios causados por la comisión de la infracción.

policia-local3. En ambos casos, cuando la sanción tenga únicamente carácter pecuniario, el órgano competente para resolver el procedimiento aplicará reducciones de, al menos, el 20 % sobre el importe de la sanción propuesta, siendo éstos acumulables entre sí. Las citadas reducciones, deberán estar determinadas en la notificación de iniciación del procedimiento y su efectividad estará condicionada al desistimiento o renuncia de cualquier acción o recurso en vía administrativa contra la sanción.

El porcentaje de reducción previsto en este apartado podrá ser incrementado reglamentariamente.

Empezando por el final, es obvio que en un reglamento general o sectorial se podrán establecer reducciones superiores, pero partimos de un 20%, no de un 40%, al considerar que no es acumulable en base a las siguientes dos consideraciones:

  • Resulta difícil concebir de manera separada el reconicimiento y el pronto pago, sobre todo porque el pronto pago lleva implícito un reconocimiento, por lo que en estos casos no hablamos de dos circunstancias diferentes, y por tanto no se podrían acumular. En este sentido las situaciones de hecho planteadas en los epígrafes 1 y 2 del citado art. 85 LPA no son en esencia diferentes, sino la misma planteada de dos maneras distintas: (a) reconocimiento, resolución del procedimiento, imposición de la sanción y pago; (b) o bien pago y por supuesto resolución inmediata del procedimiento.
  • En cuanto al mero reconicimiento, sin pago, difícilmente podría suponer reducción alguna, ya que el impago de una sanción en periodo voluntario conllevaría la apertura del procedimiento de apremio, en el cual se aplican los recargos a los que se refiere el Reglamento General de recaudación. Si se da “cancha interpretativa” al reconocimiento sin pago, aplicando descuentos, con toda seguridad se desatará masivamentre la picaresca, premiando de alguna manera a quien reconoce pero no paga, quien en realidad merece el mismo trato jurídico que quien no reconoce ni paga, siendo en este sentido inocuo el inciso “su efectividad estará condicionada al desistimiento o renuncia de cualquier acción o recurso en vía administrativa contra la sanción“.

Es por ello que entendemos que a la reducción prevista en el art. 85 LPA sí se pueden acumular otras que prevean las diferentes normas sancionadoras, pero no se puede considerar el pronto pago como una circunstancia diferente del reconocimiento de la infracción porque favorecería a quienes no tienen intención de pagar y, como mal menor, pagarían más adelante pero a su vez conseguirían minimizar la sanción e incluso eludir el recargo de apremio. Debemos interpretar el ordenamiento jurídico en su conjunto.

© Todos los derechos reservados. Nosoloaytos. Web oficial de Víctor Almonacid Lamelas 2017. Aviso legal.
Anuncios

4 thoughts on “Las bonificaciones por “pronto pago” en la Ley 39/2015

  1. Muy interesante la cuestión que planteas.

    Además de lo que cuestionas me surgen varios problemas,

    El primero se refiere a la renuncia al recurso contra la sanción en vía administrativa; la renuncia exigida es solo a la interposición de recurso en vía administrativa, no contenciosa, lo que permitirá interponer directamente recurso contencioso respecto de todas aquellas sanciones que agoten la vía administrativa, no respecto a las que no lo hagan. De hecho estas sanciones se reducirán en casi todos los casos ¿Tiene sentido interponer un recurso de reposición -que resuelve el mismo órgano que impuso la sanción- contra una sanción sabiendo que pierdes un 20%, si puedes acudir directamente al contencioso? Uff, tengo la impresión que el legislador no valoró esta cuestión. Quizá me equivoque.

    La segunda se refiere al desistimiento a la acción. El artículo dice que la reducción se condiciona a la renuncia o al desistimiento, pero ¿Cómo es posible un desistimiento si el pago se tiene que hacer antes de la resolución?

    Me temo que este artículo va a dar mucho que hablar y mas que escribir.

    Un saludo desde Cantabria.

  2. Reblogueó esto en IUSLEXBLOG. y comentado:
    Por fin existe un artículo escrito por un autor que no está de acuerdo con la acumulación de hasta el 40% en la reducción de la sanción pecuniaria del procedimiento sancionador. Y la explicación para entenderlo es muy sencilla.

  3. La ventaja del que no reconoce la responsabilidad ni realiza el pago voluntario con respecto al que no paga reconociendo la responsabilidad, radica en la facultad que tiene el primero en accionar los recursos que proceden. El que reconoce la responsabilidad y no paga, para que resulte eficaz la reducción, debe presentar su renuncia expresa a presentar alegaciones(…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s