Conversaciones tras el #CNIS2016

Entrada original: “Conversaciones tras el #CNIS2016: Conchi Campos y Víctor Almonacid”.

Víctor.- Conchi, te estrenas en el CNIS en su sexta edición. ¿Qué es lo que más te ha impactado del Congreso en esta tu primera vez?

Conchi.- Dos cosas. La primera el éxito de asistencia y la facilidad con la que se establecen nuevas relaciones, al tratarse de profesionales que se mueven en un espacio común, el de la innovación, la aportación del networking me parece un elemento muy positivo.

La segunda, el enfoque multidisciplinar que permite en los distintos espacios, conferencias, espacios demos, comunicaciones… abordar todos los aspectos de interés, aunque, he de decir que son tantas y tan buenas, que lamentablemente no he podido estar presente en todos los que me hubiera gustado… Víctor, creo que, en cambio, tú has estado prácticamente en todas. En tu opinión, ¿en qué se ha diferenciado el  #CNIS2016 en relación a ediciones anteriores?

Víctor.- Pues en que cada vez es mejor. El evento crece año a año en todos los aspectos, y creo que la organización siempre tiene los reflejos de tomar notas de los pequeños errores para hacer un CNIS cada vez más completo y abierto. Creo que en 2015 se acertó totalmente cambiando las palabras del acrónimo (antes Congreso Nacional de Interoperabilidad y Seguridad y ahora Congreso Nacional de Innovación y Servicios públicos). Esto abrió el abanico para abrazar con más legitimidad temas como la innovación pública, la licitación electrónica, la Smart City, la transparencia, y los diferentes niveles territoriales para la gestión de los servicios. Este año, por razones de actualidad, se ha hablado mucho de Diputaciones. Pero dime, Conchi… ¿En qué crees que se diferencia de otros eventos?

Conchi.- En general, el formato de los eventos habituales relacionados con la gestión pública está más orientado al tradicional de jornadas, foros y cursos, de carácter más expositivo y menos prácticos, sin permitir tan claramente la interacción personal.

Por ello, creo que se diferencia no sólo en el formato, sino también en el carácter que imprime el perfil de los asistentes, directamente comprometidos con la innovación que generan nuevas dinámicas. Sin duda el CNIS constituye, en la actualidad, el mayor referente en la innovación del sector público, plenamente consolidado y posicionado para todos los sectores de la Administración Pública. El lema de este Congreso, muy oportuno, era la transformación digital al servicio de las personas… ¿Cuál es la contribución del CNIS para conseguir ese objetivo?

La gran innovadora Concepción Campos en el momento de ser premiada
#CNIS2016. La gran innovadora Concepción Campos en el momento de ser premiada

Víctor.- Hoy en día las cosas se deben decir y se deben hacer. Hablar sin estar arropado por los hechos quita legitimidad al que predica, pero hacer buenas cosas y no difundirlas no es nada solidario. CNIS es un Congreso para difundir, escuchar, aprender, debatir… Todo ello entre innovadores. El aporte es brutal. Creo que es nuestra responsabilidad compartir. Como dije hace poco una de las personas más destacadas y uno de los grandes genios de la historia fue Isaac Newton. Se le considera un innovador en ciencia. Concibió la teoría de la gravitación universal, entre otros muchos logros, pero tenía un gran defecto: no compartía nada. Había que sacarle las ideas con sacacorchos; fueron las personas de su entorno las que invirtieron tiempo y paciencia en hacer que compartiese su conocimiento, ya que era huraño y desconfiado. Salvando las distancias, todos tenemos la responsabilidad de compartir las cosas. No hace falta que sea una genialidad, puede ser que ni siquiera sea una buena idea, podemos tener ideas desacertadas que den lugar a otras mejores. Ahora tenemos múltiples canales. Los Congresos son importantes, y en este sentido puede que el CNIS sea el más representativo. Por supuesto también están las RRSS, y aquí me gustaría mencionar la Red de empleados públicos Novagob, concurridísima. Personalmente, animo a todos los empleados públicos a compartir. Siempre es positivo. En el  #CNIS2016 se han dicho muchas cosas interesantes ¿Cuál es la charla o mesa redonda que más te ha gustado?

Conchi.- Resulta difícil elegir, dado el máximo nivel de todas las actividades, pero a riesgo de que mi respuesta pueda parecer tendenciosa (ríe), creo que una de las mejores fue la mesa de transparencia “Diferentes visiones sobre la aplicación práctica de la transparencia”, coordinada por ti. Se trata de un tema que he estudiado y trabajado en profundidad, por lo que de partida se presenta como un tema objetivamente de gran interés. Pero, además la conformación de la mesa, con las diferentes visiones de las distintas administraciones, y también del sector público creo que ofrecía una imagen muy significativa, y por el retorno que recibí después de mi intervención, creo que fue del agrado de muchos de los asistentes. Yo esperaba esta buena acogida de nuestra mesa sobre transparencia, ya que antes del Congreso era una de las que había levantado mayor interés. ¿Tú crees que ha respondido adecuadamente a las expectativas creadas?

Víctor.- No lo sé, pero espero sinceramente que sí. Todas las mesas eran realmente interesantes y creo que la organización ha tenido tino a la hora de distribuir las temáticas y los tiempos. Pero dos días se hacen muy cortos. Todo pasa muy rápido y no sé si todo el mundo se ha ido con las expectativas cumplidas o, como decían los archiveros por Twitter, ha faltado desarrollar un poco más el tema del archivo electrónico y quizá alguno más. Dime, como representante de un Ayuntamiento, ¿crees que la Administración local ha estado suficientemente representada en el Congreso?

Conchi.- Sorprendentemente, frente a la hiperfragmentación del mundo local, así como la escasez de recursos personales y materiales a su disposición, en la administración local es donde surgen más y mejores iniciativas innovadoras, tal y como hemos comprobado en el  #CNIS2016. En mi opinión, y sin perjuicio de que siempre es deseable una mayor presencia de la administración local creo que ofrecemos una más que digna representación. Nosotros representamos a dos Ayuntamientos, pero de hecho en el  #CNIS2016 también se puso en valor el papel de las Diputaciones en la innovación del sector público. ¿Cómo crees que deben afrontar el reto de su legitimidad?

Víctor.- Pues haciendo lo que hacen, lo que deben hacer y lo que pueden hacer. En España hay 8.122 Ayuntamientos, el 90% pequeños o de carácter rural. Si alguien en el Estado o entre la clase política piensa que estos municipios pueden sobrevivir, o simplemente cumplir la ley, sin Diputaciones, le sugiero que se presente primero a unas locales y, con un poco de suerte, sea Alcalde antes que Presidente del Gobierno… Pero en el Congreso, afortunadamente, los Ayuntamientos y las Diputaciones estaban y desde luego deben estar bien representados. Harina de otro costal es nuestro colectivo. Como Secretaria de Ayuntamiento, ¿crees que el colectivo está suficientemente presente? (tanto en las ponencias como en el público).

Conchi.- Pues no suficientemente. Creo que nuestro colectivo constituye una palanca del cambio fundamental en el camino de la innovación. En el momento actual, de transformación de la administración  pública los Secretarios, y los funcionarios de habilitación en general, debemos ser motores de cambio, liderando e impulsando dicha transformación, rediseñando nuestro papel en el ámbito de la gestión pública al momento actual. Y ahora te quiero preguntar yo a ti: ¿consideras suficientemente visible el papel de la mujer en la Innovación?

Víctor.- No. El año pasado, independientemente de los premios a la innovación, el Club de Innovación hizo varias encuestas a lo largo del año cuya conclusión era que los 10 principales innovadores públicos eran hombres. Yo dudo de esa lista, y eso que siempre salgo el primero (ríe)… Hablando en serio, no es razonable –ni real- que ni una sola persona de esa lista sea mujer, porque lo cierto es que hay tantas innovadoras como innovadores y confieso que no entiendo la razón exacta por la que este dato no se recoge. La parte buena es que va mejorando, y de hecho este año se ha premiado a dos fantásticas innovadoras. La verdad es que este es uno de los mensajes principales que subyacen de lo visto y vivido en el Congreso: el “auge” de las innovadoras. Por cierto… ¿Cómo podemos hacer para que los importantes mensajes y conclusiones de un Congreso como este lleguen a los que no han asistido, precisamente los que más necesidad tienen de recibirlos?

Conchi.- Creo que a través de varias vías. La primera, la difusión on line, en un gran ejercicio de eficacia, desde el 8 de marzo se encuentran disponibles todas las intervenciones del  #CNIS2016, y animo a todo el mundo a su consulta, pues todas son de gran valor.

En segundo lugar, quizás mediante una publicación en la que se recogiesen los ejes temáticos del Congreso y que fuese objeto de difusión también on line.

Y, por último, replicando foros de innovación, más limitados, de un modo descentralizado territorialmente, y tanto por segmentos temáticos, como por el tipo de administración afectada. Y, por supuesto, el boca a boca, convenciendo a los que están a nuestro alrededor. Hay que explotar todo esto, la red colaborativa. He observado que el CNIS ofrece magnificas oportunidades de networking, de espacios comunes para las relaciones. ¿Qué valor añadido crees que aporta sobre el programa “oficial?

Víctor.- Un valor enorme. El networking representa esa parte colaborativa a la que hacía referencia. El CNIS no es solo el CNIS; es también las consecuencias del CNIS. De este Congreso, y de otros del mismo nivel como el de Novagob, siempre surgen ideas y proyectos extraordinarios. Recuerdo que hace dos años tomé muchas notas –tanto en las mesas como en las conversaciones informales- sobre transparencia que hoy en día de alguna manera están plasmados en el proyecto implantado en mi organización. Por cierto: ¿cómo has visto el tratamiento de la transparencia, probablemente la temática que más te caracteriza profesionalmente, en el Congreso?

Conchi.- Pues tal y como he dicho la mesa que tú coordinaste me parece una de las mejores del  #CNIS2016, pero creo que el tema de la transparencia y la ética pública debería haber tenido más espacio, quizás con una charla magistral o un foro abierto a la participación para abordar un tema que no sólo es de máxima actualidad sino que se percibe como una de las áreas con mayor impacto en la mejora de nuestras instituciones.

Con independencia de ello, felicitar a Borja Colón, Marc Garriga, Victoria Figueroa, Borja Mayor y Mª Dolores Sepúlveda, por sus magníficas intervenciones, así como a los demás ponentes en el #CNIS2016. Dicho lo cual, la necesaria transformación dirigida hacia la transparencia es solo una de las manifestaciones del lema del Congreso. Una muy importante, pero una entre otras muchas… ¿Qué o quién ha faltado? ¿Consideras que el CNIS da voz a todos los sectores involucrados en la transformación digital de la administración?

Víctor.-  Es una pregunta difícil. Ya he comentado antes el tema del Archivo electrónico, pero esto era en cuanto a temáticas. En cuanto a sectores, quizá debería haber una mesa redonda de “ciudadanos”. Es la tercera pata de la pesa junto con AAPP y empresas… Conchi. Te tengo que preguntar sobre tu premio… ¿Qué has sentido?

Conchi.- La primera reacción fue de sorpresa. Virginia Moreno, la otra finalista, es todo un referente en la innovación pública, con una gran trayectoria profesional y con grandes dotes como comunicadora y habilidades sociales, por ello, siendo un lujo estar nominada junto a ella, no contaba con el reconocimiento. Pero la solución, final, la concesión del premio ex aequo me pareció una magnífica idea, pues además del premio en sí mismo, tengo el lujo de compartirlo con ella.

Y, por supuesto, inmensa alegría. El reconocimiento al esfuerzo diario en los intentos (no siempre exitosos) de mejora de la gestión pública supone no sólo una gran noticia aislada, sino un estímulo para continuar en esta labor… Víctor, y como Innovador destacado de 2015, ¿qué representó para ti la concesión del premio?

Víctor.- Pues me puse muy contento, pero haciendo bueno aquello de que es mejor dar que recibir, me he sentido aún más feliz entregándotelo a ti este año. Sé que no te lo esperabas y fue maravilloso asistir a tu reacción entusiasmada (ríe). Recibir un premio es algo muy bonito, sobre todo un premio como este que sale de la votación popular. Lo más importante es el reconocimiento, la sensación de que otros valoran tu esfuerzo y de alguna manera validan las aportaciones que hayas podido hacer. Es un gran estímulo. Te dan ganas de trabajar más (y mejor) que nunca. Supongo que tienes una opinión similar… ¿Por qué crees que es importante reconocer el trabajo de los innovadores públicos y los proyectos de éxito o buenas prácticas?

Conchi.- Los reconocimientos públicos constituyen un incentivo a la mejora, pues la satisfacción que produce a nivel individual, y el plus de credibilidad y legitimación en las propuestas de actuación, suponen un medio para “cargar pilas”, en esos momentos, no pocos, en los que ante las dificultades, los resistentes al cambio, y la carrera de obstáculos que supone la gestión del cambio, te ayudan a no detenerte y a tomar impulso para redoblar esfuerzos. Pero ¿tú qué opinas? ¿Qué valoración te merecen las distintas categorías de premios, añadirías alguna más?

Víctor.- Mi amigo y gran innovador Xavier Sancliment dijo hace un par de años que él daría un premio a la organización menos transparente. Él lo dijo con intención de cierta crítica –y en mi opinión con toda la razón- porque con la aprobación de la Ley de transparencia se nos llenó un poco demasiado la boca a todos hablando de transparencia. El tema se hizo pesado por momentos. Pero a mí me dio que pensar: ¿y si hacemos una especie de premios Razzie (los anti-Óscar) de la Administración? Sé que hay muchos motivos para no caer en esta tentación, y sin duda alguien se lo tomaría a mal, pero otra opción es tomárselo con humor y comprometerse delante de todo el Congreso a mejorar. En fin, si no hago el comentario políticamente incorrecto no me quedo tranquilo… Bueno, y ahora ya por último: ¿qué esperas del #CNIS2017?

Conchi.- Pues, en línea con lo hablado, a nivel particular, espero ver una mayor representación de nuestro colectivo, los funcionarios de habilitación nacional, sumándose como tal a la innovación. Y, en general, que continuando con la línea del #CNIS2016 un gran éxito de asistencia y temática, pero, sobre todo, como he comentado en las conclusiones del Congreso, ver caras nuevas, no sólo a los habituales que ya somos convencidos, sino a aquéllos que hoy nos miran de lejos y con extrañeza por desconocimiento.

Que cada innovador declarado se traiga un nuevo innovador, compañeros y compañeras que se sumen a esta cada vez más fuerte presencia de la innovación… ¿Y tú? ¿Qué esperas del #CNIS2017?

Víctor.- Que sea mejor que el #CNIS2016 ¡No será fácil!

Anexo. #CNIS2016. Ponencia: “El reto de la transformación digital en la Administración Local”

© Todos los derechos reservados. Nosoloaytos. Web oficial de Víctor Almonacid Lamelas 2016. Aviso legal.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s