Análisis sociotecnológico en España: 8 apuntes

Valga la presente como una breve lectura sociotecnológica basada en el momento actual y con algunas alusiones en relación al futuro. Apoyaremos dicho análisis sobre los siguientes ocho apuntes:

1.- Internet se percibe como algo inseguro. Internet, y en general la tecnología, sigue imponiendo respeto. La gente tiene mucho miedo/ignorancia a todo lo que suena a tecnológico. Miren el caso de Govex, una empresa a todas luces deficitaria que, por no entender la naturaleza de estos servicios, pensábamos que era el estandarte tecnológico de la “marca España”, cuando en realidad no era otra cosa que una tapadera de delitos societarios. Admiramos y tememos la tecnología. Podríamos comprar el 99% de las cosas de forma on line y totalmente segura, pero preferimos ir a la tienda y mirar a la cara al dependiente. Además –pensamos- si hay una tienda siempre habrá un sitio al que volver para reclamar. Pero las transacciones telemáticas y la compra electrónica son seguras, exactamente igual que cuando usted compra en el supermercado y paga con la tarjeta… lo cual es también una forma de pago telemático en la que poco puede hacer la cajera si de repente falla el sistema, por mucho que podamos echarle la bronca, injustamente, a ella. Pero al ordenador no se le puede echar la bronca, ni al GPS, ni a Siri (aunque todos la hemos insultado alguna vez, para qué negarlo)… Hay cientos de casos que generan desconfianza. Ahora de repente salen fotos íntimas de famosas que por lo visto les han robado de sus cuentas personales. Alguno pensará “menos mal que no soy famoso porque tengo como 20 fotos en el móvil de este verano en la playa nudista”. Pero no pasa nada si no las enviamos. Cuidadito con estas cosas.

2.- Cuando no le tememos “de más”, le tememos “de menos”. Paradójicamente publicamos información personal constantemente, siendo nosotros mismos los primeros que de una manera muy inconsciente vulneramos nuestros derechos a la intimidad y al honor, lo cual convierte en un tanto contradictorio el nuevo derecho al olvido.

3.- Hay cosas que están bien y cosas que están mal que contravienen el Derecho y/o la moral. La tecnología de las comunicaciones, bien utilizada, es buena, uno de los mejores inventos de la Humanidad (Internet sin duda lo es), pero evidentemente si se utiliza para el mal es muy peligrosa. Hablamos de conductas que podríamos englobar en dos categorías: inmorales e ilegales. Las primeras, como alegrarse de que fallezca una persona, no son perseguibles por el sistema, y si acaso se sancionan con una cierta reprobación social. Las segundas, por expresarlo de una manera sencilla: no solo está mal sino que además aparecen en el Código Penal tipificadas como delito o falta, y en consecuencia están sancionadas.

4.- Conductas activas. Quede claro que en Internet solo se peca por acción. En efecto, según la Iglesia católica -que es bastante estricta- se puede pecar de pensamiento, palabra, obra u omisión. Desde el punto de vista del Derecho Penal el pensamiento no delinque, con lo cual solo nos queda lo que se dice, lo que se hace o lo que no se hace… Pero en Internet, particularmente en las RRSS, solo se daña a otras personas por acción. Alguien dirá que también mediante la palabra, pero vamos, que no deja de ser una acción escribir dichas palabras y darle a un botón que es el que irremisiblemente las publica. Ojalá algunos se conformaran solo con escribir, deleitarse durante unos segundos ante su propia maleficencia, y luego cancelar.

No me dirán que no es fascinante (Fotograma perteneciente al film "La máquina del tiempo", UK 1960)
No me dirán que no es fascinante (Fotograma perteneciente al film “La máquina del tiempo”, UK 1960)

5.- Tipejos con mala sombra. Y es que las RRSS hacen buena la reflexión anterior de que bien utilizadas son útiles y francamente positivas, pero usadas con malicia pueden causar mucho daño. Y para hacer daño, salvo despistados y metepatas, hay que querer hacer daño. Supongo que ya están más o menos familiarizados con la siguiente terminología:

  • Troll: es un infiltrado, normalmente anónimo y con algún nick escandaloso y decididamente llamativo como “Rey Satán”, en los distintos foros cuyas intervenciones son decididamente indefendibles, cuanto menos polémicas y expresadas de forma irrespetuosa, publicadas con la finalidad de malmeter, generar malestar, ofender o simplemente incordiar. El ejemplo típico es el foro de marca.com tras una victoria de Rafa Nadal, en la que tras la noticia principal los internautas expresan su contento y admiración por el fantástico tenista. En este caso el troll bien podría intervenir para decir que solo gana en tierra, que se dopa (ojo, esto, que parece una tontería, roza la calumnia), que es una nenaza porque siempre está lesionado, que se le mete el calzón, o, en un alarde de absurdez, que como es balear en realidad no gana España sino Cataluña. Esto último por cierto, podría ser dicho por un topo (ver ut infra).
  • Hater: son parecidos a los anteriores pero más explícitos. Parece que están enfadados con el mundo. Claros, directos, nada enrevesados, expresan constantemente su descontento con todo y con todos, a veces mediante duras críticas que difícilmente pueden ser constructivas. De ellos jamás sale una palabra amable y son verdaderos especialistas en ver el lado negativo de las cosas y la culpa de los demás.
  • Topo: es algo complejo. Digamos que es algo así como un doble espía. Intenta hacer quedar mal a aquellos que dice representar pero no representa. Imaginen, partiendo de un hipotético pique continuo entre PP y PSOE, que yo soy afín al PP y quiero hacer quedar mal al PSOE. Lo importante en este caso es que quede claro que yo soy del PSOE, no del PP. Entonces es cuando puedo decir la barbaridad y misión cumplida si la imagen de mi enemigo queda deteriorada al creer la gente que en realidad esa opinión disparatada la ha emitido una persona del PSOE, no una del PP haciéndose pasar por una del PSOE. Creo que me he explicado (estoy seguro que alguien lo habrá entendido todo mal y luego alguno me dirá que soy de uno o de otro).
  • Fake: es algo falso, una parodia o burla. Existen comentarios fake y perfiles fake que incluso intentan suplantar la identidad de los parodiados. Si la cuenta falsa no dice expresamente que lo es también podría constituir un delito. También puede ser un bulo, una noticia falsa o una simple mentira. Pueden tener su gracia aunque obviamente los afectados no se la encuentran.

6.- ¿En qué quedamos? Es una pregunta que me hago mucho últimamente. Lo explicaré. Los delitos cometidos a través de las RRSS, sobre todo de injurias y amenazas, traen locos a algunos. Algún lumbrera ha hablado de prohibirlas o censurarlas, o incluso de crear un Derecho Penal específico para Internet, pero en realidad lo mismo es injuriar, calumniar, amenazar o hacer exaltación de la violencia mediante las cuerdas vocales que dándole al teclado. Lo importante es la acción, no el formato. Algunos deben ser muy duros de mollera porque no son capaces de entender este sencillo racionamiento. Pero aún puede ser peor: hay otro sector jurídicamente arcaico, que son más bien de los que se indignan con Twitter, que considera que se puede delinquir por correo electrónico, por comentarios en las RRSS o incluso por whatssap, pero luego en ámbitos o jurisdicciones diferentes, como la contencioso administrativa, no admiten esos medios como prueba. ¿En qué quedamos? Si te envío un mail amenazante es delito pero si te envío un mail con un informe adjunto, incluso firmado electrónicamente, no puede ser admitido como prueba documental en juicio. Niegan el valor probatorio, es decir, la existencia jurídica, a un contenido emitido en un formato que en otro contexto puede ser un hecho típico, antijurídico, culpable y punible. Alguien se merece volver a hacer la carrera de Derecho, y que le suspendan…

7.- El nuevo poder. No nos engañemos, el poder tecnológico es el que domina el mundo. Alguien dirá, y con razón, que sigue siendo el poder económico, pero ¿acaso no es hoy día lo mismo? Quien tiene en nómina a los mejores hackers, quien tiene la información, lo tiene todo. Ostenta el máximo poder. Algunos países practican el espionaje electrónico para mantener su estatus. Por su parte, las plataformas independientes son especialmente incómodas y la verdad es que hoy día si eres un genio de la informática estás jod… salvo que además de muy inteligente seas también bastante listo y sepas arrimarte a la sombra que más cobija. Los hackers aún más listos se harán ricos por sí mismos sin necesidad de asociarse con ninguna entidad, ni pública ni privada. Y no hablamos solo de las TIC. En realidad la tecnología casi todo lo puede en la actualidad, y, una vez inventada, su comercialización en masa o su retención por tiempo indefinido depende precisamente de los intereses económicos en juego. El ejemplo más famoso es la paralización del coche eléctrico durante décadas por los intereses comerciales de los gigantes del petróleo (ahora el problema del medio ambiente parece que por fin ha desbloqueado el coche sostenible) pero la realidad está llena de mil ejemplos más y diré uno: es cierto que hablar varios idiomas es utilísimo en la vida, sobre todo a nivel laboral, además de una importante muestra de cultura personal, y es cierto que de las traducciones viven muchas personas, y también de la enseñanza en las academias, pero habiéndose inventado ya el traductor simultáneo universal, que podría no ser más grande ni más aparatoso que un MP3 con auriculares, no se entiende por qué no se comercializa a 15 ó 20 euros facilitando las comunicaciones entre personas por todo el mundo. Sea como fuere no nos cabe duda de que el poder tecnológico sustituye al económico –o lo engloba, tanto da-, y por tanto quien tenga el dominio de la tecnología tendrá el poder.

8.- Al final la tecnología acabará siendo buena. En definitiva, y como también apuntábamos hace muy poco en “Que haya paz de una vez”, la tecnología tiene cosas buenas y malas; nos dará la vida o la muerte. Por ella viviremos o por ella desapareceremos, no individualmente sino como especie, lo cual es mucho más dramático. Voto por lo primero, soy así de inocente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s