Valoración del #cnis14

Como ya adelantamos, el CNIS venía este año (#cnis14) cargado de interés y contenidos: gobierno abierto, ciudades inteligentes, desarrollos en la nube y colaboración público privada.

Una vez finalizado el Congreso, prácticamente todos los asistentes coincidimos en que las expectativas se han cumplido con creces, y como yo mismo trasladé a la organización, considero que el evento no solo se ha consolidado sino que ya ha rebasado, en esta su cuarta edición, a su “espejo natural” que era el difunto TECNIMAP, al que supera en enfoque práctico y emotividad.

Carteles de todas las ediciones del CNIS
Carteles de todas las ediciones del CNIS

Antes de entrar en la valoración general del Congreso daremos unas pinceladas sobre la que fue nuestra intensa participación, en mi caso personal en una curiosa quíntuple faceta que por su relación con la temática del evento supongo justificaba dicha intensidad. Sobre todo tuve presencia como Secretario General de una de las administraciones punteras en administración electrónica, lo cual digo lleno de orgullo (personal y colectivo), pero también como Vicepresidente de COSITAL, miembro integrante de la RECI y de la Comisión de Modernización de la FEMP (aproveché mi presencia en la mesa redonda sobre transparencia para anunciar la inminente Ordenanza tipo sobre transparencia y datos abiertos que estamos ultimando),  y autor de la obra #manualgestioninteligente que prácticamente monopolizaba el stand de uno de los principales patrocinadores del evento: El Consultor de los Ayuntamientos. Muy brevemente:

  • Proyecto de Alzira: nuestro proyecto “Alzira inteligente” tuvo un enorme protagonismo: por un lado como una de las siete experiencias de casos de éxito en AAPP que se expusieron en el EspacioDEMO (una de las novedades de este año); por otro en su condición de finalista al mejor proyecto de interoperabilidad en la Administración Local (aprovecho para felicitar al municipio ganador, Barcelona); y por último por su presencia en el programa, en forma de charla de aproximadamente media hora cuya exposición tuve el placer de realizar. El resto lo hizo nuestro “sensacional vídeo” (sic), que produjimos especialmente para la ocasión y que ciertamente no dejamos de proyectar en el EspacioDEMO.

    IMG_0739
    Los responsables técnicos del proyecto “Alzira inteligente”
  • En cuanto al Manual para la gestión inteligente del Ayuntamiento (en twitter #manualgestioninteligente), El Consultor tuvo a bien promocionarlo precisamente en un evento en el que encajaba como anillo al dedo, pues no en vano tres de los grandes temas de la obra son administración electrónica, open government y smart city. Coincidía además que muchos de los coautores nos hallábamos presentes en el Congreso (además de un servidor: Fernando Gallego, Elena Martí, Julio García, Antonio Díaz, Carmen Mayoral, Francisco Sanchis, Eduard Chaveli, Eduardo Balaguer, Víctor Tortosa, Renato Aquilino, Elisabeth Iglesias, y Fran Rojas). No sé si se vendió algún libro pero el stand de El Consultor se veía muy concurrido.

    El equipo de El Consultor con Antonio Díaz y Víctor Almonacid
    El equipo de El Consultor con Antonio Díaz y Víctor Almonacid
  • Transparencia. Tuve el honor de moderar una de las mesas redondas más interesantes, titulada “Apertura de datos, reutilización y transparencia”, con la participación de José Antonio Teixeira (Director General de Innovación del Ayuntamiento de Santander), quien nos habló de los beneficios que tiene un proyecto municipal de datos abiertos “para el sistema” (ciudadanos, emprendedores y el propio Ayuntamiento); Manuela Piqueras (Directora General de Planificación, Calidad y Organización del Ayuntamiento de Alcobendas), quien nos explicó la experiencia de su Ayuntamiento y la importancia que tiene en este tipo de procesos la planificación; Xavier Sancliment (Director de Servicios de Tecnología, Logística y Calidad del Ayuntamiento de Terrassa), quien habló brillantemente a favor de la interiorización de la transparencia en el “ADN” de lo público; y Pablo Burgos (Jefe de área de Desarrollo de la SG de tecnologías y comunicaciones del MINETUR), quien completó las intervenciones anteriores con una aportación perteneciente en este caso a la administración del Estado y en relación a los planes RISP carburantes (Geoportal de hidrocarburos del MINETUR). Adjuntamos ut infra el vídeo íntegro de esta mesa.

Valoración general del #cnis14. Ya hemos dicho que tremendamente positiva, pero casi mejor que redactar una oda de alabanzas es reflejar por escrito las perlas en forma de frases geniales que nos dejaron algunos de los ponentes y que con gran deleite pude anotar:

    • “La administración electrónica tiene que aprender de Ikea, Amazon, los bancos y el porno” (Alberto Ortiz)
    • “Necesitamos Secretarios posibilistas e informáticos realistas” (Eduardo Balaguer).
    • “Debemos gestionar la convivencia entre el papel y el formato electrónico en las AAPP” (Gerardo Bustos)
    • “Yo pediría a los Jefes que dejaran a su gente ser funcionarios “00”, con licencia para innovar” (Alberto Ortiz).
    • “La Ley de Transparencia cumple un mandato constitucional… con 35 años de retraso: el del 105.b) de la Carta Magna” (Miguel Ángel Davara).
    • “Espero que el año que viene o algún año le den un premio al primer Ayuntamiento que se ha cargado el portal de transparencia, porque si la sede electrónica y todo lo que publicamos fuera transparente no harían falta ni portales ni Ley…” (Xavier Sancliment).

Mención especial a los “Intraemprendedores”.

Entre los Premios entregados yo destacaría, sin desmerecer la calidad de los proyectos, los de carácter individual. En este sentido, Concepción García, Eduardo Contreras, María Ester Arizmendi (Premio a su Trayectoria Profesional por su implicación y empeño profesional para conseguir una Administración Inteligente), por un lado; y Manuel Serrano, Xavier Sancliment y Antonio Díaz (Premio Club de Innovadores Público y menciones especiales), por otro, tienen mi aplauso y admiración. Supongo que los “fans” del Congreso ya se han dado cuenta de que además de la tecnología, de la interoperabilidad, de la seguridad, de la gestión electrónica y de la inteligente, los grandes protagonistas del evento son los llamados “intraemprendedores”, término ya definitivamente consolidado. Digo una vez más, y van 357, que la diferencia entre unas organizaciones públicas y otras las marcan las personas (y en mucha menor medida los medios). El Club innovación, como organizador; Novagob, la red social de empleados públicos, también muy presente; y el Compromiso del innovador público que desde aquí animo a firmar, así lo avalan. El CNIS es muchas cosas: ya hemos dicho que son dos días en los que se aprende de los mejores, pero también son dos días en los que uno se siente arropado. Venimos de la pelea diaria con personas y resistencias que vienen de la organización, de los usuarios, o del colectivo y estar allí, “entre iguales”, es como asistir a una sesión de terapia colectiva. Para mi la balsa de aceite de todos los eventos a los que asisto y desde aquí confieso que algunas Jornadas y reuniones de mi colectivo no me resultan agradables, no por las discrepancias con mi “discurso electrónico”, sino por lo irracional de las mismas. Una anécdota (tengo 1.000 más) lo ilustra: tras mi ponencia de Alzira inteligente se me acercaron unas 10 personas, 9 para felicitarme (felicitación que va dirigida naturalmente no solo a mi persona, sino a todo mi maravilloso equipo), y una de un compañero que trabaja en una gran administración local (por supuesto omito el nombre) que me preguntaba cómo podían sustituir en su organización el correo electrónico por un sistema equivalente dotado de todas las garantías de seguridad jurídica, dado que la persona titular de la Intervención General rechazaba las comunicaciones electrónicas internas como medio formal e incluso informal de funcionamiento. Yo le contesté que no tenían un problema de correo electrónico, sino uno, mucho más serio, de resistencia al cambio, y que aunque yo le dijera un mecanismo de comunicaciones alternativo, bien no lo aceptaría, bien lo aceptaría y acto seguido la misma persona buscaría otra “pega” del sistema electrónico. Este es el verdadero problema, y solucionarlo un gran reto que ya hace tiempo me tomé como algo personal (con el importante matiz de que desde hace unos pocos años ya sé que cuento con ayuda).

ANEXOS:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s