2015

No, no han leído mal. A pesar de que acabamos de estrenar 2014 el título de la entrada es “2015”.

Y podría ser, también podría ser que no, que en 1985, hace ni más ni tampoco menos que treinta años, dos poderosos masones tuvieran la siguiente conversación:

– Lo más importante es el poder, y la clave del poder es el control.

– Es muy posible, pero ¿cómo podremos controlarlos a todos?

– Si los intentamos controlar por la fuerza se rebelarán. Lo hemos visto muchas veces en la Historia. El control que está llamado al éxito es el autocontrol.

– ¿Y cómo vamos a conseguir que ellos mismos se autocontrolen para nosotros?

– Dándoles dispositivos electrónicos conectados con una única red central de control, a cuyas bases de datos tengamos acceso.

– ¿Pero los aceptarán? Caso de aceptarlos, ¿los mantendrán en lugar de destruirlos en medio minuto?

– La sociedad de hoy en día es el producto de un siglo de guerras y penurias. Es avispada y un tanto desconfiada, pero en unas tres décadas la tecnología habrá explotado y ocupará el lugar de las mentes, que involucionarán. Crearemos y pondremos a su alcance dispositivos de control, y no solo los aceptarán sino que pagarán por ellos, y pagarán también por su mantenimiento, porque serán adictivos. Los considerarán lo más importante de sus vidas y siempre anhelarán uno mejor, al que dedicarán más y más tiempo para comunicar y ampliar la información personal de nos servirá para controlarlos.

– ¿Pero cómo es posible? ¿Y realmente cómo los controlaremos?

– Estos dispositivos nos permitirán conocer su posición geográfica en todo momento. Podremos disponer de sus presencias o ausencias como mejor nos convenga. Conoceremos sus agendas, sus rutinas, y los datos de sus amigos. Las personas se someterán totalmente a sus dispositivos. Les harán sus confesiones, incluso por escrito, dejando siempre rastro y fehaciencia de ello. Les ofrecerán fotos íntimas (incluso vídeos), códigos secretos, datos bancarios y económicos, secretos familiares y profesionales, amores prohibidos, vicios inconfesables… Les ofrecerán, en definitiva, el poder para destruirlos y nosotros utilizaremos ese poder.

– Y entonces dominaremos el mundo.

– Exacto.

Ya casi estamos en el futuro de “Regreso al futuro”, ¿preocupante?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s