Compromiso del Innovador Público

Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución. (Proverbio)

Resulta difícil comprender la actitud de quienes se quejan y desean con todas sus fuerzas que las cosas cambien y no hacen absolutamente nada para que esto ocurra.

Ya dimos buena cuenta de la excelente iniciativa del “Club de Innovadores Públicos” (CIP) que se plasmó en el exitoso I Encuentro Nacional de la Blogosfera Pública, del cual ya dimos buena cuenta y explicación, y del que a su vez, entre otras consecuencias positivas, ha surgido el documento “Compromiso del Innovador Público”, en el que he tenido el honor de colaborar junto con las personas que listamos al final de la entrada, el primer listado oficial de “intraemprendedores”, “in-prendedores” o simplemente innovadores públicos, que a buen seguro va a engordar a pasos agigantados.

Ser empleado público supone, a parte de un privilegio, una gran responsabilidad, Nos pide el EBEP, la norma que nos regula, nada menos que “objetividad, integridad, neutralidad, responsabilidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación al servicio público, transparencia, ejemplaridad, austeridad, accesibilidad, eficacia, honradez, promoción del entorno cultural y medioambiental, y respeto a la igualdad entre mujeres y hombres”, entre otras cosas…

Yo no sé si cumplir todo esto al mismo tiempo es posible, pero sí que creo que vale la pena reparar en algunos términos insólitos para el Derecho administrativo clásico. Quiero decir que está claro que debemos ser objetivos e imparciales (art. 103 de la Constitución), pero no estamos acostumbrados a ver en una norma palabras como “dedicación”, “ejemplaridad” y “honradez”.

Inmanuel Kant solo medía 1,49, pero su pensamiento era muy grande

Me gusta mucho lo de “ejemplaridad”. En tiempos de “conductas no ejemplares” y de subjetivización de lo público, recuerdo más que nunca las palabras que aprendí de Kant cuando estudiaba Filosofía del Derecho (su famoso imperativo categórico, desarrollado mediante tres formulaciones o máximas):

  1. «Obra sólo de forma que puedas desear que la máxima de tu acción se convierta en una ley universal».
  2. «Obra de tal modo que uses la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin, y nunca sólo como un medio».
  3. «Obra como si, por medio de tus máximas, fueras siempre un miembro legislador en un reino universal de los fines».

Si eres una compañera o compañero que te sientes identificado con algo de lo anterior sugiero que suscribas en el siguiente enlace el  “Compromiso del Innovador Público”.

TEXTO DEL “COMPROMISO DEL INNOVADOR PÚBLICO”

Como innovador en las AA.PP, 

Me comprometo:

A creer que una administración mejor es posible y no rendirme nunca en la demanda de mejoras y cambio

A fomentar la transferencia de conocimiento, la cultura de cambio y la innovación abiertaA promover la eficiencia y los principios éticos

A mantener una actitud de aprendizaje continuo, meta permanente, dispuesto al cambio y no cerrarme a nuevas oportunidades, abriendo ventanas dónde me encuentre puertas cerradas

A colaborar e interoperar, a forjar conexiones con todos aprovechando sus potencialidades y buscar y apoyar a aquellos que compartan estos compromisos

En el trabajo
Me comprometo:
A implicarme en las nuevas iniciativas, conseguir objetivos y a aceptar el fracaso
A analizar cada situación como si fuera nueva huyendo del “siempre se hizo así”
A integrar el capital intelectual disperso alrededor de nuevos proyectos
A no condicionarme por políticas o jerarquías y trabajar por aquello en lo que creo
A formarme y buscar la excelencia
Con el equipo
Me comprometo:
A potenciar la creatividad y estar abierto a nuevas propuestas
A fomentar un entorno participativo y la implicación del equipo
A escuchar, compartir y delegar, a generar confianza y a confiar
A fomentar el gusto por el trabajo bien hechoA formar, informar y motivar
Con la administración
Me comprometo:
A poner en práctica los valores de lo público: equidad, servicio, transparencia y colaboración tanto hacia adentro como hacia afuera
A hacerlo de forma simple, rápida y ubicuaA trabajar con criterios de legalidad, transparencia, eficiencia en el gasto y solidaridad
A mantenerme formado y a pedir y dar ejemplo de excelencia en el trabajo
A prestigiar y humanizar mi administración, mejorar su valoración por los ciudadanos y trabajar por sus objetivos
Con los ciudadanos
Me comprometo:
A situar al ciudadano en el centro de mi actividad profesional
A escucharle fomentando los canales de participación y comunicación
A buscar y apoyar las mejores soluciones, facilitando su acceso a los servicios públicos
A hacerles participes, coautores y corresponsables del diseño y prestación de los servicios públicos
A tratar a cada persona de manera individual, con ética pública, transparencia y agilidad

NOTA: Hemos intervenido en la creación del documento: (ver más)

Alberto Ortiz de Zárate, Antonio Arias, Antonio Díaz Méndez, Antonio Galindo, Ascen Moro, Bartolomé Borrego, Borja Colón de Carvajal, Carlos E. Jiménez, Carlos Guadián, David Rey Jordan, Emilio García García, Estefanía Serrano, Felix Serrano, Guillermo Yáñez, Iñaki Ortiz, J. Diaz Rguez, J. Ignacio Criado, Jordi Graells, Jorge Campanillas Ciaurriz, Jose Antonio Latorre, Julian Valero, Marc Garriga Portolà, Mario Alguacil, Marta de Miguel, Miguel de Bas, Montaña Merchan, Núria Vives, Óscar Cortés, Pablo Muiño, Roberto Santos, Víctor Almonacid, Virginia Moreno.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s